EL CORAZÓN DE PERIDIS

José Pérez González, PERIDIS, con uno de sus libros.

Ramón Mur

José María Perez González, PERIDIS, nació el 28 de octubre de 1941, hace casi 79 años, en la localidad cántabra de Cabezón de Liébana que es el ayuntamiento de 697 habitantes en 15 pedanías. Peridis es arquitecto, humorista, dibujante y escritor, experto en el arte románico de la Castilla profunda y promotor muy principal  de la restauración del Monasterio de Santa María la Real de Aguilar de Campoo.  Peridis ha conseguido el Premio Primavera de Novela 2020 con una ficción asentada sobre la cruda realidad de la guerra civil española y que ha titulado ‘El corazón con que vivo’.  Durante los últimos días del confinamiento en que todavía estamos recluidos he podido leer las 353 páginas o latidos del corazón de Peridis.

            Peridis escribe en la misma forma que utiliza para dibujar, con líneas muy finas trazadas a ritmo de mucha suavidad, con la presión suficiente sobre la plumilla o la punta del rotulador. Así se explica que cuente los momentos más duros de la guerra entre familias de pueblos castellanos como Paredes Rubias, Piedras Negras, Cubillas del Monte o Valdecillas.  Poblaciones del norte de la provincia de Palencia donde la guerra tuvo un escenario muy particular y diferenciado de los que fueron otros frentes de batalla entre rojos y falangistas-requetés o entre republicanos y nacionales.

            Con esa delicada escritura, Peridis ha creado una novela para la reconciliación, con el propósito de demostrar que por encima de las ideas están las personas que, en los momentos decisivos, son capaces de lo mejor. Si la guerra civil fue un sinsentido y culpa muy grande hubo en los dos bandos, también es cierto que en las dos Españas habitaron hombres y mujeres limpios de corazón. Ángeles y demonios se encontraron a los dos lados de las trincheras.

            La búsqueda infatigable de la paz y la reconciliación no le impide a Peridis describir la realidad con la crudeza que merece. Esperanza, protagonista de la novela, perteneciente a falange española y al Auxilio Social franquista de la postguerra, reflexiona sobre las trágicas consecuencias de aquella contienda fratricida y se lamenta así: “Pobres todos nosotros, empapados de odio, resentimiento y también de culpa por haber querido esa guerra para acabar con el enemigo, que pensábamos  que estaba a nuestro lado cuando lo teníamos dentro de nosotros”.  Una acertada meditación rara vez realizada por alguna otra española del bando que se creyó vencedor de una guerra perdida por todos.

            Todos los personajes que pasan por las páginas de ‘El corazón con que vivo’ destilan humanidad de la buena. Incluso el matón falangista Cosme Simón, dibujado por Peridis tiene momentos en que resulta menos repugnante de lo esperado. Este libro de Peridis parece una nueva historia, otra más, sobre la guerra civil. De esas de las que estamos tan saturados. Pero no. Esta no es una novela sobre la guerra sino sobre la paz, como salta a la vista si se le presta atención, si se mira al corazón de Peridis.

Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s