Mis vivencias alcañizanas

 

Ramón Mur

Aunque tengo abandonado mi blog ‘Entre páginas’, quiero reproducir hoy el texto íntegro del Pregón de Fiestas que pronuncié el 2 de septiembre de 2107 en la Plaza Mayor de la capital del Bajo Aragón.

PREGÓN DE FIESTAS, ALCAÑIZ 2017

 

ALCAÑIZANOS, ALCAÑIZANAS, BUENAS NOCHES A TODOS.

 

REINAS DE LAS ASOCIACIONES Y DAMAS DE HONOR de las Fiestas patronales de la ciudad de Alcañiz en honor de la Virgen de Pueyos y del Santo Ángel Custodio. Excelentísimo Señor Alcalde y concejales del Ayuntamiento de Alcañiz, representantes institucionales, AUTORIDADES TODAS, vecinos y visitantes, ALCAÑIZANOS TODOS.

 

Es para mi un honor ser el pregonero de las fiestas alcañizanas 2017 y antes de empezar quiero agradecer al alcalde, a la comisión de festejos y a todos los grupos integrantes de la corporación municipal que me hayan elegido para hablar hoy y aquí, desde este estrado.

 

Jo baixo de Bellmunt, población de la parte alta del valle del Mezquín. Pero tengo claro, como lo tenían nuestros antepasados, que Alcañiz es el centro de la comarca y que los pueblos necesitan de Alcañiz. Así lo entendieron los regeneracionistas bajaoaragoneses del primer tercio del siglo XX.

 

Fui alcañizano ya en mi infancia, aunque de paso. Pero como alcañizano de verdad, el año próximo 2018 cumpliré 50 años, igual que la Asociación Aragonesa El Cachirulo Teresa Salvo.

 

Hasta 1968, Alcañiz era para mí el punto de llegada o de partida en autobús, en el coche de línea Zaragoza-Alcañiz, Alcañiz-Zaragoza. Durante muchos años, los conductores fueron Manuel Peralta padre y Manuel Peralta hijo, ambos ya fallecidos. Al pasar por el muro de Híjar, Peralta acercaba el coche hasta el borde mismo del precipicio y allí frenaba en seco para girar a tope el volante. Sin inmutarse, Manuel miraba por el rabillo del ojo a las mujeres de los primeros asientos que le mascullaban en el cogote plegarias a San Rafael, patrón de los viajeros y al de los conductores, San Cristóbal. Terminada la oración en voz alta, alguna señora exquisita le decía con toda educación: “por favor, tenga usted cuidado”. “¿Qué cree usted que estoy haciendo?, preguntó el chofer en cierta ocasión, aunque las más de las veces tragaba saliva y se callaba.

 

De cobrador actuaba José Bosque, natural de Valdealgorga. Cierto día subió en Híjar un ventero que iba al Regallo y hablaba dos idiomas: el castellano y a gritos; en todas sus conversaciones intercambiaba el estribillo de “mecagüen la estral” con el de “mecagüen el cura”. Aquel día, José Bosque, hizo levantar a los pasajeros de los transportines del pasillo central para acercarse al ventero y decirle en un schiss…: “Calla ya, ¿no ves que allí delante está sentado mosén Ramón?” El ventero aún contestó: “Ah, mecagüen la estral, pues no li visto”.

 

Otro cobrador de feliz memoria era Juan Guerrero, apodado ‘el operador’ porque cuando los chavales nos arracimábamos en su entorno, gritaba: “apartaos que no me dejáis operar”. Juanico era menudo de estatura pero iba siempre muy tieso y con el lapicero encima de la oreja izquierda. Las mujeres decían de él que “gasta un geniecillo que ya, ya”. Juan Llegaba a la estación de pie sobre el estribo de la puerta trasera entreabierta para ser el primero en saltar a tierra. “Pareces un escolta del generalísimo”, le decían algunos de sus compañeros en un tono de chanza que le gustaba bien poco.

 

En los dos primeros años de aquellos oscuros 50, todavía de postguerra, no existía la terminal de Barajas. La estación de autobuses estaba en el Corcho. A ella llegó en 1947 Desideri Lombarte desde el Mas d’Eixendri de Penarroja para ingresar en el internado del Colegio San Valero de los Escolapios. Desideri Lombarte es el ejemplo perfecto de cómo un bajoaragonés, en su caso del Matarranya, puede convertirse en alcañizano sin haber nacido aquí. “Un zagal de diez años mal cumplidos –escribió poco antes de morir- vio por primera vez la vega verde y las frondosas alamedas junto al río, contrastando con los resecos cerros de los alrededores y el imponente castillo dominando el extenso caserío”. Parece una loa a Alcañiz muy del estilo de la que el humanista Juan Sobrarias escribió en 1506. En otro momento de su libreto ‘A ti no te conozco’, Lombarte precisó: “A menudo vuelvo a Alcañiz y cada vez la encuentro más joven. Para ella no pasan los años; para mí sí … Descubrí la belleza y armonía de la plaza Mayor de Alcañiz –don Leandro [ se refería a Leandro Palomar, inolvidable profesor en los Escolapios de la época], [don Leandro] también estaba enamorado de esa plaza- y [descubrí] el encanto del río Guadalope visto desde el castillo, abrazando el caserío. ¡Bendita ciudad de Alcañiz cuánto me has hecho soñar!”

 

Desideri mostró ciertos retazos de la vida de los alcañizanos en aquellos años del racionamiento: “Algún domingo nos llevaba el padre Valencia al fútbol, sobre todo cuando los partidos se jugaban en el camper, que estaba por debajo del muro de Santiago, junto al río. Una tarde nos situamos los internos en la banda del campo, presenciando el partido junto a un grupo de mujeres que, a grandes gritos, animaban al equipo de Alcañiz. Un jugador, ya mayor, alto y fornido, llamado Broch, que jugaba de extremo o tal vez de interior, recogía la pelota en el medio campo y se daba largas galopadas por la banda, driblando a todo defensa contrario que se le oponía. Aquellas mujeres se entusiasmaban con las carreras del tal Broch y, fanáticas, gritaban: “¡Esos cojones, Broch!, ¡esa leche! ¡Qué temperamento el de aquellas mujeres! El padre [Valencia] nos retiró de allí prudentemente y se acabó el espectáculo”.

 

Estoy a punto de cumplir 50 años como alcañizano mucho más que de adopción, igual que ‘El Cachirulo’ cuya fecha natal está datada el 13 de septiembre de 1968, día en que se rindió homenaje a la bailadora de jota Teresa Salvo, ‘la Boyera’. Demetrio Galán Bergua, jotero mayor de Aragón, médico durante gran parte de su vida en el barrio de las Delicias de Zaragoza, trajo a Alcañiz un apéndice de la sociedad ‘El Cachirulo’ que ya había creado en la capital. Puso al frente de los cachiruleros alcañizanos a Carlos Susinos Coiduras, otro médico de familia muy conocido y apreciado en la ciudad. En aquel mismo año de 1968 se inauguró el monumento al tambor, situado sobre un cabezo frente a la Estanca y al lado de la carretera de Zaragoza. También ese año se inauguró el Parador de Turismo en el antiguo castillo-convento-cuartel de la Orden Militar de Calatrava.

 

La década de los años setenta fue la constituyente para la peña ‘El Cachirulo’ de Alcañiz, de la mano de Ricardo Gómez Jarque, que tocaba la guitarra y cantaba la jota en el grupo que la naciente asociación compartía con los escolapios. Los cachiruleros tuvieron una participación decisiva en la exaltación de las fiestas patronales de Alcañiz. Más de 800 niños llegó a movilizar El Cachirulo que así recibió el titulo popularizado de “guardería” de fiestas. Esta iniciativa cachirulera con los niños había tenido antecedentes en décadas anteriores cuando algunos movimientos vecinales sacaron cabezudos para los críos, como los que guardaba el tio Pica en la trastienda de su barbería de la calle Mayor. Pica era ‘pequeñer’ y al momento de rasurar barbados alcañizanos de 15 días, lo primero que hacía era preguntar al cliente cómo quería que consiguiera la tersura de la piel de sus carrillos: si metiéndole un dedo en la boca o una nuez.

 

Entre los cabezudos de Pica había uno que tenía una sola cabeza pero con dos caras contrapuestas, por lo que era preciso mirar a los pies del testarudo de cartón para saber la dirección en que se movía. Muy popular fue ‘El Morico’ al que los zagales cantaban: “La abuela se cagó/ y ‘El Morico’ la limpió; / con una vela encendida,/ el culo le quemó”.

 

En 1976 apareció un libro de título impactante: ‘El Bajo Aragón expoliado’. Más de veinte años después, recuerdo haber comentado con el senador y concejal, Rufino Foz del Cacho, la enorme repercusión de aquella publicación.  En realidad se trataba de un informe sobre la situación social, laboral y productiva principalmente, de la comarca en cuya elaboración participaron más de 600 personas de esta tierra bajo la dirección del sociólogo Mario Gaviria y que había sido encargado por el colectivo DEIBA (Defensa de los intereses del Bajo Aragón). A las reivindicaciones del DEIBA ante el Instituto Nacional de Industria (INI) se sumó ‘El Cachirulo’ de aquellos años con carrozas en contra de la Térmica de Andorra y los proyectos de centrales nucleares en Sástago y Escatrón. Aunque la más recordada por las alcañizanos fue la de 1980 que reproducía la fuente histórica de los 72 caños.

 

Mi vinculación con el Bajo Aragón en general y con Alcañiz en particular ha sido, además de personal, profesional. Yo siempre he sido de los periodistas que piensan que todo en esta vida es noticia, absolutamente todo, porque la vida misma es noticia. Esta tesis es, a mi modo de ver, el mejor sustento de la auténtica libertad de expresión así como el mayor antídoto contra la manipulación de los medios de comunicación social o de masas.

 

Noticia es todo lo que todos publican sobre el terrorismo, la corrupción, la situación social y política nacional e internacional o sobre los conflictos territoriales de España. Pero noticia es también que un zorro entre en el casco urbano de un pueblo a matar gatos; que una cabra montesa aparezca herida a las puertas de un villorrio; que cambien una campana centenaria del pueblo por otra más moderna; que el reloj de la torre atrase todos los días media hora; que Alcañiz tenga, al fin, nueva estación de autobuses; que se construya, también por fin, el nuevo hospital comarcal; que entren nuevas empresas en el parque tecnológico de Motorland; que los vecinos de los pueblos del Bergantes digan que el río no se toca; que la comarca sigue perdiendo población; que el grupo musical ‘Azero’ del ‘lloc’ de la Codonyera actúa hoy, junto al grupo Malandía y la Unión Musical Nuestra Señora de los Pueyos, en la presentación de las reinas de las asociaciones y damas de honor de las fiestas; que todas las iglesias de los pueblos están permanentemente cerradas al turismo salvo, por cierto, las de Alcañiz; que las interminables obras de la carretera N232 se acabarán antes de fin de año [si no se vuelven a parar como tantas veces ha ocurrido en los últimos cinco lustros]… etcétera, etcétera y etcétera. Todos estos acontecimientos también son noticia, al menos son nuestras noticias. Hasta puede ser noticia -¿por qué no?- que una niña de seis años, nacida en Buenos Aires, haya dicho este verano en un pueblo del Bajo Aragón que “estoy pasando el mejor día de mi vida”.

 

Es mentira que los periodistas queramos siempre reflejar la cara más amarga de la existencia humana y que para todo busquemos culpables. A un buen profesional le llama la noticia pura y dura. Todo tiene una causa y el error o el delito un culpable, por supuesto. Pero lo que a mí me interesa es informar del estado en que se encuentra el Casco Antiguo que por alguna causa estará así y algún culpable tendrá. Yo, sin embargo, a lo único que aspiro como periodista es a dar noticia del estado en que se encuentra y, en todo caso, a hacerme portavoz de los vecinos del barrio. No hay nada más incómodo, unas veces para los de aquí, otras para los de allá, que una buena y correcta información. Una sociedad progresa con buenos medios de comunicación, pero retrocede en su desarrollo cuando carece de ellos.

 

El nacimiento y la consolidación de distintos medios de comunicación en cualquiera de los formatos posibles, es lo mejor que les ha pasado a Alcañiz y al llamado Bajo Aragón histórico durante el último medio siglo.

 

En mis años de periodista bajoaragonés en activo, trabajé en La COMARCA con Esther Estevan Sauras, Javier Vilchez y Jesús Lasala o Carles Terés. Contamos también temporalmente con Carmen Secanella y Pilar Estevan Serrano que de aquí saltaron como destacadas profesionales en el mundo de la información gráfica, audiovisual o escrita. Otros inolvidables colaboradores de apoyo constante fueron Miguel Caballú, Alejo Lorén, Darío Vidal, José Ignacio Micolau y los ya fallecidos, el cura Edilio Mosteo y el arquitecto Miguel Ángel Laguéns. Sin olvidar a Carmeta Pallarés y todos los que todavía hoy mantienen en pie la columna ‘Viles i gens’. “La mejor prueba de la independencia e imparcialidad de La COMARCA es que un mes se dice que es del PP, otro del PSOE y al siguiente del PAR”, afirmó el alcalde José María Pascual el 1 de junio de 1995 en el Granero Almudí de El Cachirulo, con ocasión de la presentación del número 200 del periódico que volvía, entonces, a ser semanal.

 

Aquellos casi veinte meses de La COMARCA viví con tanta intensidad en Alcañiz que, a veces, las sensaciones personales se reflejaban en el periódico, algo que no es conveniente hacer. Por ejemplo, en un artículo agradecí a los veteranos guardias municipales, como Rufino Capilla, su tolerancia frente a la intransigencia de los agentes de nueva generación a los que llamé “jovenzuelos con cara de embolsadores de melocotón tardío”. Y alguno se mosqueó, aunque embolsar melocotones creo yo que es labor bien digna y no mal remunerada.

 

El último día, antes de la salida de un nuevo número, estábamos en la redacción hasta altas horas de la madrugada y la Vicentina me guardaba una habitación en el Guadalope, que también en 2018 conmemorará los 50 años de su apertura. Reventado como llegaba, me recibía el vigilante nocturno del hotel, Antonio Ramírez Martínez, alias ‘El pistolas’, tocado con sombrero del Farr West y que se encendía la pipa en que fumaba con un revolver, aunque Antonio solo lo desenfundaba para dar lumbre al tabaco. El primer ejemplar de La COMARCA se lo pasaba al histórico periodista alcañizano Mariano Romance que hacía un repaso de inspección y siempre decía: “Está bien, pero pronto haré yo otro periódico mejor”.

A partir de entonces, me hice más alcañizano que nunca y pronto fui asiduo del ‘almuerzismo’, un movimiento social de Alcañiz y comarca, quizá bastante machista, aunque ahora ya lo frecuentan muchas alcañizanas y mujeres de la contornada. Yo almuerzo, al menos una vez al año, en la Cofradía laica de la dehesa del Pradillo donde en la mañana del Jueves Santo, el día del amor fraterno, entre charradeta y charradeta sobre lo divino y lo humano de Alcañiz, comarca e incluso provincia, me arreo uno o dos huevos de corral con todas las glorias de María Santísima como son el jamón D.O., la panceta, morcilla, chorizo y longaniza a la brasa, igual que el ternasco, …Total, que los cofrades convocados por el prior, Emilio Sánchez, quedamos alimentados no sólo para el resto del día de la Última Cena sino para los veinte siguientes. Desgraciadamente, el próximo Jueves Santo tendremos que lamentar la ausencia de Enrique Clavero.

 

Tan de Alcañiz soy que fue mi tío abuelo, hermano de mi abuela paterna, Carlos Estevan Membrado y no el arqueólogo Juan Cabré, quien descubrió las pinturas rupestres de la Val del Charco del Agua Amarga.

 

Todos los bajoaragoneses somos alcañizanos porque Alcañiz con su extenso término de 472 km2 se acerca por los cuatro puntos cardinales a todas las poblaciones que lo rodean. En los últimos años, Alcañiz ha consolidado su papel de ciudad de servicios, sin abandonar la agricultura que la ha relacionado históricamente, más que ninguna otra actividad, con los pueblos del contorno. Aquí laboran tierras propietarios o arrendatarios de Albalate, Andorra, Alcorisa, Calanda, Híjar, Castelserás, Torrecilla, Valjunquera, Valdealgorfa o Caspe. En la agricultura, gracias al incremento de las hectáreas de regadío, sigue estando una parte importante de la riqueza de esta tierra. La modernización de las explotaciones agrícolas del Bajo Aragón, la mecanización de las tareas del campo, también tienen su cabecera en Alcañiz. Allá por los años sesenta del siglo pasado se arrancaron miles de olivos pero hoy se ha vuelto a descubrir que en el olivar está nuestro oro líquido, el aceite de oliva virgen extra de primera calidad.

 

La Semana Santa alcañizana ocupa un capítulo especial entre mis vivencias bajoaragonesas. Los primeros tambores suenan en la noche del miércoles de Ceniza y recuerdo a la actriz Nuria Espert, en el Teatro Municipal, interrumpiendo la función para escuchar con respeto el redoblar de los tambores de Alcañiz. No es verdad que Alcañiz sea la única población de la ruta en que no se rompe la hora. Riadas de tamborileros surgen por todas las calles a primera hora de la tarde del Viernes Santo para desembocar en la procesión del Pregón. Así se rompe a tocar el tambor en Alcañiz, entunicado de azul celeste, corbata de luto anudada a la camisa blanca.

 

Así es Alcañiz, singular en todo, capital del Bajo Aragón. Eduardo Jesús Taboada en su ‘Mesa revuelta’ de 1898 le dedicó por escrito este piropo a Alcañiz: “Quien no te ama es que no te conoce”.

 

 

 

VIVA LAS FIESTAS DE LA VIRGEN DE PUEYOS Y DEL SANTO ÁNGEL CUSTODIO, VIVA ALCAÑIZ Y VIVA EL BAJO ARAGÓN. FELICES FIESTAS A TODOS.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Anuncios
Publicado en Uncategorized | 1 Comentario

Igual que para labrar en ‘polligana’

Viajar al Bajo Aragón, si no es en automóvil propio, sigue siendo un dolor social

 Panorámica exterior de la Estación central de autobuses de Zaragoza.

(Artículo publicado en la revista mensual ‘Compromiso y Cultura’ de Alcañiz, en abril de 2017)

Ramón Mur

 

Los labriegos de antaño araban la tierra con un par de caballerías uncidas por el yugo. Pero en tareas, como la de preparar la tierra de los viñedos, se utilizaba un arado tirado por una sola bestia que iba abrazada por dos varas como de carro, dispuestas en forma de horca. Así era más fácil remover los tormos entre las cepas sin dañarlas. Este artilugio agrícola se llamaba ‘polligana’ y se utilizaba también cuando ya el labrador tenía edad de jubilación y disponía de fuerza para dominar a un solo animal de tiro pero no a dos.

 

Una decisión similar es la que yo he tomado para viajar en este atardecer del otoño de mi vida. Sólo tengo automóvil para moverme en el Bajo Aragón, por las cercanías de Bellmunt, en la contornada de Alcañiz. Es como viajar en ‘polligana”. Para los demás traslados prefiero utilizar los transportes colectivos porque ya no domino la ‘polligana’ en los grandes trayectos. Es un placer viajar por tierra, mar y aire. A cualquier parte del mundo menos a una que es el Bajo Aragón. Salir desde el Bajo Aragón hacia un punto lejano es tan problemático como llegar a él en un viaje de larga distancia. Viajar hacia a aquí o desde aquí, si no es en automóvil propio, sigue siendo un dolor de auténtica dimensión social.

 

“¡Como todos tenemos coche, para qué queremos tren o autobuses colectivos?”. Argumento, tan peregrino como conformista, que cualquiera le lanza a la cara a quien, calificado de utópico e idealista, solicita mejoras en las infraestructuras de comunicación de nuestra comarca histórica. Hace 176 años el padre Nicolás Sancho pedía carreteras y ferrocarriles para el Bajo Aragón. De las primeras tenemos insuficientes y de muy baja calidad. El tren llegó a Alcañiz en 1895 y se paró en 1973. Incluso técnicos, expertos y políticos del momento presente se muestran sospechosamente conformistas cuando afirman que no es preciso realizar una gran inversión en el desdoblamiento de la carretera N-232, desde El Burgo de Ebro hasta las Ventas de Valdealgorfa, para que luego siga hacia el Mediterráneo por el Matarranya o por Morella, porque una comarca de 70.000 habitantes no necesita autovía. ¡Como si una carretera desdoblada y de paso fuera utilizada únicamente por los vecinos residentes en la zona!

 

Del ferrocarril, mejor no hablar. Bastaría un enganche de 20 kilómetros, con el cauce para el camino de hierro ya abierto, para que Alcañiz se pudiera volver a subir al tren, como hace 122 años. Pero tal aspiración es pura utopía. Incluso la capital de la provincia de Teruel parece que va a perder la comunicación por ferrocarril más pronto que tarde. Y se insiste: “Para tan poca población no hace falta invertir en grandes infraestructuras de comunicación”. Pero el número de pobladores sigue disminuyendo, entre otras motivos, porque esta tierra carece de buenas comunicaciones.

 

 

Autobuses sin estación

 

Muchos pueblos están amenazados de perder el servicio de autobús del que se dispone, en casi todos los casos, desde hace más de un siglo. Solo el transporte escolar, que se permite utilizar ahora a otros usuarios, los mantiene comunicados por coche de línea. Otra vez el mismo argumento: no hay gente para el autobús, que muchos días recorre vacío nuestras carreteras. Y porque no hay transporte de viajeros en condiciones, no viene nadie. ¡Como todos tenemos coche propio, para qué queremos autobús? Así que no hay más remedio que moverse por la comarca en ‘polligana’.

 

Y puesto que todos tenemos coche, viajar al o desde el Bajo Aragón más allá de la Estanca de Alcañiz es una auténtica aventura. Desde la capital del Bajo Aragón, los viajes diarios en autobús son perfectamente realizables a Zaragoza, Barcelona, Lérida o Teruel. Y todo ha mejorado, es verdad, desde que ABASA traspasara el negocio a HIFE. Los autobuses son confortables y el servicio, en líneas generales, ha mejorado de forma más que notable. A esta tierra o desde ella sólo se puede viajar en un medio público de transporte: el autobús.

b

Los viajeros que llegan o salen de Alcañiz en autobús siguen sin disponer de una estación en condiciones. Ninguna de las fuerzas políticas del Ayuntamiento muestra la más mínima sensibilidad por este asunto. Se cerró, en buena hora, la histórica estación de Barajas, se está construyendo otra que parece la obra del Pilar y se adecentaron unas lonjas municipales como apeadero provisional, que es una auténtica vergüenza, casi a la altura de los peores años, que fueron muchos, de la cerrada Barajas.

 

La estación de autobuses circunstancial de Alcañiz está dividida en tres grandes espacios. En el primero, con techumbre, eso sí, pero abierto a todos los vientos, hay cuatro bancos de parque para que el viajero haga sentado la espera. Pero mejor moverse porque allí, sedente, cualquiera puede coger una pulmonía antes de que lleguen la primavera y el verano, época esta última en el que el cobertizo se convierte en un horno. Los otros dos espacios están cerrados la mayor parte del día. Uno de ellos es enorme, está sucio, vacío y sin asiento alguno. Es un gigantesco paso desértico hasta el tercer espacio donde están el despacho de billetes y los servicios. Del estado en que se encuentran estos últimos, los retretes, tampoco me quiero ocupar demasiado porque mis quejas servirán para poco y no quiero herir la sensibilidad del lector. Ya fui suficientemente explícito al describir la situación de los servicios de la cerrada Barajas y aquello me valió una querella, la única que contra mis escritos periodísticos soporté en más de 30 años de actividad profesional.

 

Pero no puedo concluir sin denunciar la nula sensibilidad social que este asunto merece por parte de quienes nos gobiernan. Hace unos días viajé de Alcañiz a Zaragoza con HIFE. El autobús iba lleno de un pasaje totalmente intergeneracional: estudiantes y jubilados de ambos sexos. Un sector de la población que, a la vista está, no merece atención alguna. El cobertizo del apeadero estuvo mucho tiempo repleto de personas que no podían pasar a la zona interior ni para ir al excusado. Porque todo, claro está, permanecía bien custodiado bajo llave. ¡Como todos tenemos coche y solo somos cuatro gatos, para qué queremos mejores carreteras, trenes, autobuses o estaciones en las mínimas condiciones?

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

Matar de hambre y de falta de cultura

 

El Papa dice que el liberalismo mata de hambre y de falta de cultura.

(Artículo publicado en ‘EL Mensajero de San Antonio’ del mes de abril)

 

 

El Papa Francisco ha abierto una nueva etapa en la historia de la Iglesia Católica, esto parece bastante incuestionable. Algunos desearían que los cambios esperados con la llegada al pontificado del primer papa argentino y jesuita se vieran ya plasmados y llegaran con mayor celeridad. Hay quien piensa que la mayor reforma de Francisco hasta ahora la hizo Benedicto XVI al renunciar a su cargo, ejemplo que su sucesor parece dispuesto a seguir: “Cuando yo sienta que no pueda más, Benedicto me enseñó cómo hay que hacer”. Lo dijo el Papa en una entrevista que concedió al diario EL PAIS el pasado 20 de enero, a la misma hora en que el polémico Donald Trump se convertía en el 45 presidente de los Estados Unidos de América.

 

Bergoglio tiene estas cosas. Se encierra hora y cuarto con dos periodistas en una habitación de la residencia Santa Marta donde vive. Insólito todo en un pontífice: vivir fuera del Vaticano y conceder una entrevista en exclusiva. ¿Dice este Papa mucho y hace poco? Él mismo hace examen público de conciencia: “Intento que el Evangelio vaya adelante, pero me pego mis patinazos”. Al Papa le preocupa una Iglesia “anestesiada por la mundanidad”, cree que estamos ya sumidos en una “tercera Guerra Mundial en pedacitos” y asegura estar preocupado porque “un pequeño grupo tenga el 80% de la fortuna mundial”.

 

Mirando a Latinoamérica, Francisco hace un juicio, aplicable a todo el mundo: “está sufriendo un fuerte embate del liberalismo económico, de esta economía que mata. Mata de hambre, mata de falta de cultura”. Así pensamos millones de hombres y mujeres pero ninguno nos atrevemos a denunciarlo y, mucho menos todavía, a combatirlo. El neoliberalismo globalizado y el capitalismo recalcitrante dicen hacerlo todo por la libertad de los mismos individuos a los que aplastan sin piedad.

 

En el mundo de hoy existen dos maneras de matar de hambre: la que priva de alimentación mínima a millones de seres humanos y la que, como dice el Papa, “anestesia” de mundanidad, de materialismo y de incultura a una mayoría social entontecida por el “dios dinero”. Que un Papa se atreva a decir que la economía liberal mata de hambre y de falta de cultura no es lo de menos. Porque es decir lo que nadie dice.

 

 

Ramón Mur

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

El Matarranya, zona històrica de llengua catalana

El Matarranya ha sol·licitat  la declaració de zona històrica de llengua catalana d’acord amb la següent votació:

Vots favorables: 7 del PP, 6 del PSOE, 3 del PAR i 1 de la CHA

Vots en contra: 1 vot del PP

Abstencions: 1 del PAR

No es pot negar l’èxit  de l’acord pel català a la Comarca del Matarranya. http://www.lafranja.net/?p=25206

Publicado en Uncategorized | 2 comentarios

Marta Canales: “El futur del català a la Franja passa per l’escola”

Entrevista a Marta Canales sobre el futur del català a la Franja

 

“El futur del català a la Franja passa per l’escola” [Entrevista a Marta Canales, portaveu del Moviment Franjolí per la Llengua]

Un estudi recent sobre el cens de població de 2011 a l’Aragó quant a la presencia de les llengües pròpies, alerta que el català a la Franja podria estar en risc de desaparèixer si es confirma el trencament de la transmissió oral a nivell familiar. No és la primera vegada que diversos informes de sociolingüistes confirmen aquesta tendència. Per parlar sobre els efectes d’aquesta informació parlem amb Marta Canales, portaveu del Moviment Franjolí i històrica activista de la Franja.

Òscar Adamuz

-Amb les dades a la mà d’aquest darrer estudi i veient els titulars de diversos mitjans, cal ser pessimista amb la situació del català a la Franja de Ponent?

Els realistes ja ho solem semblar, pessimistes! (riu). Aquest estudi és la constatació del que fa anys estem observant i advertint des d’alguns sectors al territori.

-En quins àmbits es detecta, a nivell de carrer, aquesta minva de l’ús social de la llengua pròpia de la Franja?

El futur de la llengua passa per la població escolaritzada i, per això, el pati de l’escola és un significatiu termòmetre. Si la canalla perd el català com a llengua de relacions socials força majoritàriament, com és el cas, tenim un greu problema.

I una dada que ens preocupa desesperadament és el trencament generacional de la llengua. Sé que l’afecció en petits pobles no és la mateixa que en poblacions majors; però a casa meva, a Fraga, el trencament és un fet. I Fraga significa un terç de la població total de la Franja… En termes territorials, el trencament generacional és una de les pitjors amenaces reals per a la pervivència de la llengua a la Franja, ja que havia estat la garantia natural del català.

-L’informe també demana “mesures d’impacte” en política lingüística al govern de la DGA (format per PSOE i CHA des de 2015). Quines podrien ser aquestes mesures reals?

Abans de parlar de mesures concretes, un incís: “política lingüística i Aragó” són gairebé un oxímoron històric.

I parlant de mesures, en els dos darrers anys no hi ha cap iniciativa institucional de dignificació i conscienciació lingüístiques, de promoció social en l’ús o de protecció jurídica garant.

Des dels estaments institucionals entenem que s’han d’assumir aquestes tres línies d’actuació, i aquest estaments inclouen també l’administració local, la qual té un gran marge d’actuació i de responsabilitat, i un compromís per la llengua a demostrar.

-Com a col·lectiu, el Moviment Franjolí quines idees projecta per afavorir la normalització del català i augmentar-ne l’ús al carrer?

Aquest curs escolar, els alumnes del territori han rebut les agendes escolars de la Franja. Són unes agendes escolars en català que pretenen ser una potent ferramenta per a la conscienciació i dignificació lingüística, deixant palès la nostra pertinença a una comunitat cultural i lingüística potent de milions de catalanoparlants.

Aquesta línia d’actuació no volem oblidar-la ni bandejar-la. Continuem, tant pels bons resultats aconseguits com per la convicció esperançada que tenim en les sinergies i complicitats amb la comunitat educativa de la Franja.

Altrament, aconseguir generar un punt d’inflexió en la dignificació i en el foment de l’ús social ampli és una de les nostres lluites permanents i aquesta primavera endegarem alguna campanya en aquesta línia.

-Per acabar, què es podria fer i no es fa des de la resta del domini lingüístic per revertir aquesta inèrcia negativa que presenten els estudis acadèmics sobre el català a la Franja?  

Personalment, no vull caure en exigències vers la resta del domini ni retreure “pseudodeures” a ningú. Revertir la situació que tenim a les nostres comarques i la que serà previsible, si les coses no canvien i avalades per aquests estudis, depèn principalment de la gent de la Franja. Tenim aquesta responsabilitat.

Ara bé, ¿que hi ha entitats, institucions i administracions al domini que podrien tenir-hi una complicitat proactiva? És evident. Que hi ha casos de sordesa aguda? També.

Què vull dir, amb això? Que el gruix de la feina és a la Franja i des de la Franja, però que la resta del domini, si vol, hi té un rol a jugar també és cert…

Un exemple és el conveni de col·laboració que tenim el Moviment amb la Plataforma per la Llengua i que s’està vertebrant molt positivament.

El Moviment Franjolí i part del teixit cultural de la Franja estem encantats quan signem convenis de col·laboració amb qui compartim país! (riu).

 

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

POESIA DE LA FRANJA

Recital del Duo Recapte a la Escola Oficial d’Idiomes 2 de Saragossa

RECITAL EOI 2 MARÇ 2017Farem el repertori clàssic, “Poesia de la Franja”, una recopilació de poemes d’autors de la zona com Desideri Lombarte, Hèctor Moret, Marià López, Juli Micolau, Teresa Jassà,  Anton Abad, Josep Galan, Josep San Martín, etc. amb músiques variades i una mica embogides, pressumptament d’autors consagrats com Tomàs de Celano, Joan Sebastian Bach,  Luís Llach, jotes populars, Anton Abad, Chick Korea, etc. La sessió és oberta a tothom, no només per als alumnes de Català de l’Escola d’Idiomes.

 

 

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

Ayudas a proyectos de inversión en la provincia de Teruel

ASOCIACIÓN EMPRESARIAL DEL MEZQUÍN-BAJO ARAGÓN
Maestro Rebullida, 20 . 44640 Torrecilla de Alcañiz (Teruel)
Tel. y Fax: 978 85 24 15
e-mail: mezquin@mezquin.com – Web: mezquin.com
CIRCULAR Nº 06/2017 – Torrecilla de Alcañiz, 22 de marzo de 2017
Estimado asociado,

Se publicó ayer en el BOA, la convocatoria de AYUDAS A PROYECTOS DE INVERSIÓN en la provincia de Teruel.

El objetivo de las ayudas es promover actuaciones de inversión para la implantación de nuevas actividades económicas en la provincia de Teruel, así como para la ampliación, mejora y/o modernización de las instalaciones y equipos ya existentes.

La inversión mínima por proyecto es de 50.000 euros, aunque excepcionalmente se admitirán inversiones a partir de 20.000 euros en municipios de menos de 250 habitantes, que hayan perdido población en los últimos cinco años. Los gastos de inversión deberán estar comprendidos entre el 1 de enero de 2016 y el 31 de agosto de 2017.

En el artículo tercero de la orden de ayudas, vienen indicadas las actividades subvencionables y aquellas que quedan excluidas de la convocatoria.

Incluimos enlace a la CONVOCATORIA publicada en el BOA y a la FICHA RESUMEN.

El plazo de presentación de solicitudes finaliza el 06 de abril de 2017.

Esperando que la información resulte de tu interés, recibe un cordial saludo

Rosabel Aznar
Asociación Empresarial Mezquín B.A.
mezquin@mezquin.com • 978 852415 – 626830384

Libre de virus. http://www.avast.com

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario