EL PALMERAL DE ELCHE

Carmina Vardú, Jefa del Servicio Municipal de Archivos en el Ayuntamiento de la ciudad alicantina de Elche. Foro de Google.

Ramón Mur

Carmina Verdú Cano ha estado una semana en la Casa del Escritor de Belmonte/Bellmunt. Es Jefa del Servicio Municipal de Archivos del Ayuntamiento de Elche en el que trabajan 10 personas. Licenciada en Historia por la Universidad de Granada, Carmina se ha retirado unos días para avanzar en el segundo volumen sobre el Palmeral de Elche. El primero apareció en 2011 bajo el título de ‘El palmeral de Elche, un paisaje andalusí’ y estuvo especialmente dedicado al estudio y análisis de la riqueza toponímica de este parque natural, más bien un oasis de palmeras creado por el hombre en tiempos pasados pero que ha perdurado, con numerosas transformaciones, hasta nuestros días.

Tuve el gusto de mostrar a Carmina en el Archivo Membrado la edición completa en seis volúmenes de ‘La crisis agrícola y pecuaria en España’ (1888), una obra de consulta oficial del Gobierno de la época y a la que respondieron por parte del Bajo Aragón el ingeniero Alejandro Mendizabal y el bellmuntà Juan Pío Membrado Ejerique. Carmina encontró algunos datos sobre ganadería alicantina de finales del siglo XIX en las numerosas tablas sinópticas de la obra, pero nada sobre las huertas enmarcadas en el Palmeral de Elche y tampoco el testimonio de alguna de las personalidades alicantinas más conocidas o destacadas de la época.

Elche es una gran ciudad levantina, de más de 230.000 habitantes, que tiene universidad desde 1998, la Universidad Miguel Hernández/UMH de Elche. Carmina Verdú prepara su segunda entrega sobre el Palmeral que si en la primera parte fue un estudio toponímico de un «paisaje andalusí», en la segunda ambiciona analizar lo que es un parque, municipal y privado, en el corazón de la ciudad. La archivera ilicitana estudia el complejo sistema de riego de todo el Palmeral con canales abiertos desde el río Vinacopo.

El oasis de Elche es un punto de refrigerio en medio de un extenso territorio de secano donde se cultivan olivos que dan un aceite de baja calidad y que se utilizaba para la industria jabonera en una zona que tradicional e históricamente ha sobresalido también por la producción de calzado. Elche es una ciudad más industrial que destacable por su fisonomía agropecuaria. A pesar de ‘El palmeral, un paisaje andalusí’ estudiado por la archivera Carmina Verdú Cano.

Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s