MEDIEVALES

La Plaza Mayor de Belmonte/Bellmunt, el pasado 16 de abril, jornada medieval en la que, un año más, se conmemoró la concesión de la Carta Pueebla a la villa en el año de 1232.

Ramón Mur

Alcañiz tendrá jornadas medievales en el próximo fin de semana, en el cambio del mes de abril al de mayo. Una de las ferias medievales más arraigadas en la comarca del Bajo Aragón es la de Belmonte/Bellmunt que organizan la Asociación Cultural Amigos del Mezquíny el Ayuntamiento de la localidad todos los años para el día de Sábado Santo. Muchos vecinos se disfrazaron de ciudadanos medievales y la afluencia de público fue constante a lo largo de todo el día. En los tenderetes había de todo: bisutería, cerámica comarcal, chuches, embutidos y quesos artesanos de excelente factura. Y, sobre todo, animación, mucha animación.

Y no faltó la animación infantil con la magia de Marta, el hada madrina de Caspe, que todos los años sin faltar uno, está presente en la feria medieval de Belmonte/Bellmunt. Siempre se coloca en el mismo punto en la plazoleta de la intersección de las calles del Pilar, Mayor y la Muela. Allí pasa el día rodeada de una chavalería no medieval pero sí tan alborotadora como la de cualquier época de la historia.

A medio día y primera hora de la tarde, hubo almuerzo o comida de hermandad en el pabellón municipal con asistencia de 170 personas. Solo faltaron los mismos que siempre faltan a estos acontecimientos populares. Por cierto, es preciso señalar que la cubierta del polideportivo hundida hace dos años por la nevada del temporal ‘Gloria’, está ahora mejor que antes. La reparación, al parecer, se ha realizado con pericia y, desde luego, con la máxima prontitud.

Por la tarde, Bellmunt parecía La Codonyera. Los del pueblo del histórico padre Faci subieron a Belmonte como en romería. José María Celma, a sus 89 años, con su cabeza llena de recuerdos por todas las casas del pueblo, subió a Bellmunt como si fuera la primera vez, después de tantos años de tocar piedra y hacer mortero aquí y allá con su hermano Eusebio, ya fallecido, primero, y luego con sus hijos. Y sí, probablemente, fue la primera vez que José María subió a Belmonte en este año de 2022.

Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s