EL CHAPURRIAU ENTRE CHINCHETAS

Ramón Mur

Recibo la fotografía de un bando, escrito sobre folio blanco y clavado éste en pared entre cuatro chinchetas. Es el manifiesto del ‘lloc’ sobre el día de la lengua materna. No lleva firma, no está datado más que en la referencia del texto al 21 de febrero, tampoco lleva sello y es difícil saber si es bando, pregón municipal o manifiesto corporativo de algún colectivo social o profesional. En cualquier caso, es cartel o poster anónimo  sin que nadie pueda entender por qué este tipo de manifiestos no llevan alguna identificación. ¿Es que su autor o autores se avergüenzan de haberlo escrito y difundido?

Transcurridos dos días de la publicación de esta información en ‘Entre Pagínas’, Artur Quintana me comunica que el pasquín sobre el día de la Lengua Materna apareció clavado con cuatro chinchetas sobre al puerta del Ayuntamiento de La Codonyera, la que da a la carrera del Padre Faci. Es decir que el anónimo apareció sobre la puerta de la casa consistorial de un ayuntamiento que permite y consiente la pega de carteles anónimos por las paredes de los edificios de la localidad, incluida la casa de la villa.

            El anónimo mezquinense , pegado en pared con cuatro chinchetas, dijo así:  “Día internacional de la lengua materna. Hoy, día 21 de febrero, es el día de la lengua materna. Nuestra lengua materna es la que nos enseñaron nuestros padres cuando éramos pequeños y, en La Codoñera, se llama chapurriau . Ha sido, y es, una lengua de transmisión oral desde hace muchos siglos, de padres a hijos. Queremos seguir hablándola así  y escribirla también con unas normas, pero sin que se desvirtúe y se pierdan nuestras peculiaridades. Nuestra lengua es una riqueza cultural y patrimonial que tenemos en el Aragón oriental y queremos que se siga llamando chapurriau, como siempre se ha dicho. A mucha honra y orgullo. Aúpa el chapurriau, como lengua materna, en su día internacional”.

            ¿De verdad quieren que su chapurriau se escriba? Antes no era así, tal y como reza la pancarta de la foto.  “Queremos seguir hablándola así y escribirla también con unas normas…”. ¿Qué normas? ¿Esa norma universal de todos los idiomas según la cual en castellano hablar se escribe así aunque se pronuncia ablar, en inglés before se escribe tal cual pero se dice bifor y en catalán el carrer escrito parece carré con acento agudo cuando se escucha? Aclárense, amigos defensores del chapurriau porque no hace tanto que defendían solo un idioma local parlamentado pero no pasado a papel con el lapicero, la pluma, la máquina de cinta entintada o el ordenador.

            Es, de todas formas, harto gratificante comprobar que este idioma “chapurriau, como siempre se ha dicho” sea defendido por tantos alcaldes maestros de escuela, catedráticos de filologías varias, doctores, legisladores, magistrados, rapsodas solo en castellano y muchas ilustres e ilustradas personalidades más. Sólo les falta contar con algún que otro académico en esta o aquella academia. Todo se andará. Así de contentos y satisfechos están todos los defensores del chapurriau “de siempre”. Por cierto, también sería interesante investigar sobre el concepto de ‘sempiterno’ aplicado al caso que nos ocupa. Lo cierto es que ellos, los “chapurriaunadores” están felices como anises, igual que el tuerto que se siente satisfecho con su ojo de cristal.

            Yo prefiero quedarme con el acuerdo del Consell Insular de Formentera (Illes Balears) a favor de la unidad de la lengua catalana porque como decía mi abuelo, citando a Juan Moneva i Pujol, “lo que en Bellmunt llaman chapurriau es catalán, la misma lengua que se habla, con todas las variables que se quiera, en Aragón, Catalunya, Baleares o Valencia”.  No crean que mi abuelo y Moneva eran fieros catalanes separatistas sino aragoneses desde el pie hasta la cruz.

Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a EL CHAPURRIAU ENTRE CHINCHETAS

  1. Carlos dijo:

    Molt ben dit! Esta gent del chapurreao sol busquen fer soroll i enganyar a la gent. Mai entraràn en debat, saben que perdràn perque tot lo que diuen està ple de incohències.

  2. Pingback: R. Mur: El xapurriau entre xinxetes* » Temps de Franja - La Franja

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s