El arzobispo de Barcelona lamenta en Alcañiz la falta de ambición de los aragoneses

alcan%cc%83iz_-_ex_colegiata_de_santa_maria_la_mayor_04

 

Monseñor Omella presidió la presentación del libro póstumo del sacerdote Edilio Mosteo, ‘Materiales para una Lectio Divina’

 

(Artículo publicado en ‘Compromiso y Cultura’, septiembre de 2016)

 

Ramón Mur

 

El arzobispo de Barcelona, Juan José Omella (Cretas, Matarranya, 1946) lamentó en Alcañiz la falta de ambición de los aragoneses en el acto de presentación de ‘Materiales para una Lectio Divina’, título del libro póstumo del sacerdote Edilio Mosteo (Épila, 1945 – Zaragoza, 2015). Mosteo fue durante muchos años (1976-1997), coadjutor de la parroquia de Alcañiz donde dejó un grato recuerdo como quedó demostrado, el pasado 5 de agosto, con la gran asistencia de alcañizanos y bajoaragoneses a la presentación de su testamento espiritual, en forma de libro.

 

Precisamente, el numeroso público asistente hizo que los cien ejemplares de la obra de Mosteo se vendieran antes del comienzo del acto. Esta circunstancia movió al arzobispo de Barcelona a afirmar que “si hubiéramos sido catalanes, en lugar de cien habríamos traído 400”. La feligresía presente rubricó las palabras del prelado entre aplausos y gestos de sorpresa. Al final del acto, y en privado, el librero, por alusiones, replicó a monseñor Omella, en una baturra reacción, que “si hubiese sido catalán, no habría puesto a la venta ni cien ejemplares porque he tenido que pagar por adelantado”. “Quizá no te falte razón”, se limitó a responder el prelado con una sonrisa de prudencia muy episcopal.

 

Nada ha sido tan comentado en este agosto alcañizano como la admonición episcopal de monseñor Omella a los aragoneses por su falta de ambición y autoestima o, al menos, porque que éstas no sean de tan alto grado como las de los catalanes. Antes de que el arzobispo de Barcelona cerrara el acto, intervinieron el ex abad de Poblet, José Alegre, y el diseñador gráfíco Carlos Muñoz, natural de Alcañiz, amigo personal de Mosteo, con quien colaboró en la edición de numerosos folletos litúrgicos y otras publicaciones de la archidiócesis de Zaragoza. Muñoz destacó la faceta artística del sacerdote Mosteo, excelente escritor y dibujante-pintor. “El diseño de este libro es un homenaje a Edilio, a su visión estética del mundo, que formaba parte de su pensamiento”, afirmó Carlos Muñoz. A su juicio, también, “Edilio tenía una visión humanista de todo, adornada de iconos orientales, su estilo era muy reconocible”.

 

Aquellos equipos sacerdotales del Concilio

 

José Alegre, Juan José Omella y Edilio Mosteo fueron ordenados sacerdotes en Zaragoza en 1970. Los tres jóvenes presbíteros pidieron trabajar juntos en equipo al arzobispo Cantero Cuadrado quien les encargó la gestión de 15 parroquias de la zona de Daroca donde residieron en cuerpo de comunidad junto con doña Petra, la madre de Edilio. En 1976, se encargó a la pequeña agrupación pastoral el gobierno de la parroquia Santa María de Alcañiz, con José Alegre como párroco. El que fuera abad del monasterio cisterciense de Poblet hasta el 4 de diciembre de 2015 señaló en su discurso que “formábamos un equipo único en el que lo compartíamos todo; fue una experiencia que no se daba entonces y que no se da ahora, una pena”.

 

Alegre confirmó que la amistad de aquellos ‘tres mosqueteros’ de la pastoral diocesana se ha prolongado a lo largo del paso del tiempo hasta la muerte de Edilio, acaecida en Zaragoza el 2 de marzo de 2015. Para Alegre, la “vibración espiritual de Edilio está en su libro ‘Materiales para una ‘Lectio Divina’ que va a hacer mucho bien a quien lo lea”.

 

Juan José Omella cerró el acto con un discurso de notable ‘auctoritas’ episcopal y al igual que en el prólogo del libro contó cómo Edilio y él entraron juntos en el Seminario menor de Zaragoza en 1957. El arzobispo comenzó por señalar que a Edilio no le gustaban nada “actos como éste porque lo de ‘perderse en Dios y que se olviden de mí’, es la mejor radiografía de Edilio”. Omella contó que la tantas veces nombrada doña Petra, madre de Edilio, vaticinó que “Alegre sería monje, Omella obispo y mi hijo lo que Dios quiera…” Muchos alcañizanos pudieron recordar en ese momento cómo hace años Edilio Mosteo, parafraseando a su propia madre, solía decir que de todos aquellos sacerdotes, curas del Concilio Vaticano II, “el único que llegará a obispo será Juan José [Omella]”.

 

No obstante, también José Alegre, que dejó el sacerdocio diocesano para hacerse monje cisterciense, recibió la alta dignidad religiosa de ser abad del histórico y legendario Monasterio de Poblet. Mientras, Edilio fue nombrado director espiritual del Seminario y siguió profundizando en su acercamiento a Dios con los pies en la tierra. Edilio, que, durante su estancia en el Bajo Aragón, escribía en el periódico comarcal una columna semanal, que estaba imbuido de una delicada sensibilidad social, circulaba por las calles de Alcañiz con la cabeza rapada en bombilla, barba hirsuta de eremita, vestía camisas y pantalones del común y calzaba sandalias frailunas. El lema de su vida parecía ser llegar a Dios a través de los materiales humanos, tal y como reza el título de su libro: ‘Materiales para una Lectio Divina’.

 

En los últimos años de vida, los de su penosa enfermedad, a Edilio, después de haber dejado también la dirección espiritual del Seminario, se le podía ver por la calle en Zaragoza, esperanzado con el pontificado del Papa Francisco y convencido de que “si no emprende más reformas es porque seguro que no le dejan”. A quien mostraba admiración por su persona, el cura Mosteo le decía, “¿pero qué sabes tú de mi pobre existencia?” Su muerte ha supuesto la pérdida de otro sacerdote surgido a la luz del Concilio Vaticano II, el de la adaptación de la Iglesia Católica a los “signos de los nuevos tiempos”, el que produjo una generación de excelentes hombres y mujeres de Iglesia, para la Iglesia y para el mundo. Edilio Mosteo fue un cura del Concilio, otro más, que ya se fue para desgracia de todos.

 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s