El Ebro no guarda silencio

20150228_130222 20150228_13383920150228_130525Fotos de Yolanda Fernández.

Ramón Mur

El Ebro está salido de madre y no habla sino que ruje. Tampoco guarda silencio al pasar por el Pilar, según canta la jota. Los afectados de los pueblos riberos aseguran que el río lleva 25 años sin dragar, que la Confederación Hidrográfica (CHE) incumple sus obligaciones respecto del cuidado que necesita el río más caudaloso de la península.

La presidenta Rudi dijo ayer que habrá que encargar remedios a los técnicos porque no es normal que un año sí y otro no el río se desmadre de esta manera. Lo dice ahora cuando han tenido que ser evacuados los vecinos de Boquiñeni, y se han tomado otras medidas de la máxima urgencia en Pradilla y Cabañas. Antes había riadas pero no con tanta frecuencia, según los habitantes de estas y de otras poblaciones. Las aguas han entrado incluso en el casco antiguo de Tudela, que está más alto que el río. Lo nunca visto.

La CHE es una entidad con muchos años, quizá demasiados. Todo en ella parece muy administrativista, poco ágil y alejado de la realidad social. Se ha visto y se ve todavía con su actuación ante los problemas aparecidos en el entorno del pantano de Yesa. Muchas palabras y demasiada teorización que no quitan los dolores de cabeza a los vecinos de Sangüesa, si no que se lo pregunten a su alcalde.

Ante las inundaciones de este comienzo de año, la CHE parece reaccionar igual: con mucha teoría y una alarmante frialdad. La decisión de evacuar Boquiñeni la tuvieron que tomar, de madrugada, los propios pobladores. “Aquí no ha venido nadie”, se quejaba uno de ellos ante las cámaras de televisión. Con todos los dineros que se invierten en proyectos faraónicos, de ninguna aceptación social mayoritaria, como la polémica presa de Aguaviva, se podría tener al Ebro, limpio, dragado y bien cuidado en previsión de posibles inundaciones. Estas últimas se habían previsto y se había advertido de su peligro con tiempo suficiente, aseguran los máximos responsables de la CHE, como su presidente, Xavier de Pedro. Lo que nadie dice es qué medidas técnicas de previsión se han tomado en los últimos años, sobre todo tras las grandes riadas de las décadas más cercanas y de otras, como las de los años sesenta del siglo pasado.

En todo caso, ya se sabe, mucho cuidado con las críticas porque luego te sale cualquiera por ahí acusándote de frivolizar con un problema serio. Yo sólo me he limitado a comentar – criticando todo aquello que considero criticable, por descontado – la situación según lo que he visto, leído y escuchado en los medios de comunicación.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s