El último labrador a polligana

Juan Manuel Bayod GuiralJuan Manuel Bayod Guiral. Foto facilitada por Lauro Bayod.

Ramón Mur

Juan Manuel Bayod falleció el pasado 6 de septiembre. Fue uno de los últimos labradores a polligana de Bellmunt, si no el último. La polligana es un artilugio en forma de horquilla cuyas varas abrazan a la caballería que tira de un arado con vertedera. El conjunto forma, por tanto, un arado movido, claro, por un solo animal.

Bayod labró a polligana los últimos años su tierra de La Torreta con su burreta ‘manseta’. Sobre la pericia de Juan Manuel con la polligana publiqué en La COMARCA, en febrero de 1995, un reportaje con cuatro excelentes fotos de Carmen Secanella que luego, galardonada aquí y allá, recorrió el mundo como reportera gráfica.

Juan Manuel Bayod fue una persona entrañable e inolvidable de Bellmunt. Con su desaparición parece como si se haya cerrado una etapa de la historia del pueblo. Estaba casado con Remedios, fallecida también, antes que Juan Manuel, no hace demasiados años. Ella era de La Cerollera y nunca tuvo buena vista pero en sus últimos años nos conocía por la voz, cuando salía a dar cortos paseo delante de su casa.

La artesanía medieval que perdura
Pisar la uva, prensarla a mano y llevar el mosto en las portadoras, un rito todavía vigente

Este fue el encabezamiento de título y subtítulo que puse a un reportaje, también publicado en La COMARCA, a finales de octubre de 1994, sobre ‘La vendimia en el Bajo Aragón’ y que estaba dedicado a la forma de hacer vino en la que era un experto consumado Juan Manuel Bayod, en este caso en compañía de su amigo y socio vinatero, Francisco Vidal. Puesto que mis buenos amigos de la Biblioteca Municipal de Alcañiz han tenido el detalle de recopilar todos los artículos aparecidos con mi firma en el periódico del Bajo Aragón, reproduzco aquí el texto de aquel reportaje como un homenaje a Juan Manuel Bayod.

R.M.
Belmonte.

“Quedan pocos. Es domingo y Juan Manuel Bayod y Paco Vidal accionan la prensa manual de vino en el Molino de Belmonte. Hacen clarete porque no tienen uva ni buena ni abundante para hacer el tinto de 17 grados que en la bodega excavada en roca de Bayod es como un tesoro oculto bajo tierra.

“Toda la plaza huele a mosto en este otoño húmedo y parece como si las piedras no estuvieran mojadas de agua sino de vino tinto. Juan Manuewl Bayod se cala la gorreta azul y, ayudado de su socio vinatero Paco Vidal, da dos empentones más, adelante, atrás y vuelta, al manubrio de la prensa. Sale un ‘chorret’ de caldo rojizo sobre el pocico. Recogen hasta la última gota con una ‘llateta’ y sólo dejan la portadora a mitad.

“Termina la faena. Desenroscan el tornillo de la prensa, quitan uno a uno todos los zoquetes de madera y aparecen los racimos aplastados, prensados, estrujados. Juan Manuel Bayod y Paco Vidal son cuidadosos. “Ja vorás”, se dice a sí mismo Juan Manuel cada vez que emprende una nueva acción artesanal especialmente delicada.

“Todo queda limpio para que quien venga detrás a utilizar la prensa la encuentre en perfecto estado. Ahora toca llevar el mosto en la portadora de madera hasta la bodega sagrada de Bayod. Juan Manuel y Paco reciben ayuda de los brazos más jóvenes de José Faci. José y Paco se llevan la portadora en andas calle Mayor arriba.

“No ha concluido, si embargo, el rito. Aunque este año, cono esta escasa cosecha como hay, tardará menos que nunca en consumarse el proceso.

“La bodega de Bayod, abierta en roca a rasguñazos visibles de pico hace ni se sabe los cientos de años, conserva una constante temperatura de 11 grados. En invierno sólo la cuadra de la “burreta manseta” es una estancia más cálida y en verano la bodega es la fresquera de la casa.

“Reinan sobre la pequeña bodega dos enormes cubas con abrazaderas de liana de vimenera o de sabina y en torno a ellas parecen rodar los pequeños toneles todos, absolutamente todos, con vino de distintas añadas y diferentes clases. Hasta el ‘carretell’ tiene un caldo escogido que Bayod muestra a la visitas que entran en su bodega como transportados al Bajo Aragón de la época del mismísimo Jaime I el Conquistador.

“Ja vorás, ja vorás”, repite Juan Manuel Bayod cuando alarga embelesado una “tasseta de ví” al vistante.

“Si Juan Manuel Bayod y Paco Vidal son los más veteranos del pueblo en la elaboración del vino al estilo artesanal puro, no son los únicos que utilizan la prensa del Molino de la Cooperativa San José en este menester. Por capricho, casi sibarita, unos más, otros menos, muchos belmontinos siguen fabricándose su propio vino “para casa” y algunos hasta se lo embotellan y etiquetan con una marca de denominación de origen doméstica o casera.

“Lo mismo que Bayod y Vidal, igual que otros hacen en Belmonte, en distintas pequeñas poblaciones bajoaragonesas, se conservan todavía como reliquias del pasado estas técnicas artesanales aprendidas de los antepasados y que, por más que avancen la ciencia y la técnica, parece como si nunca hubiesen de desaparecer al contemplar la naturalidad y la pericia con que las practican veteranos expertos en la materia como Juan Manuel Bayod o Francisco Vida.

“El tiempo no se ha detenido, es más bien que el pasado se hace vivo en los toneles de tinto de 17 grados. Un vino que hasta los niños degustaban en hogazas de pan con azúcar, a la hora de merendar, no hace todavía tantos años”.

Sumario:

“La piedra rezuma vino.
Juan Manuel Bayod y Francisco Vidal fabrican el vino con sus pies y sus manos igual que hace cientos de años. Es como un rito sagrado que no podrán dejar de practicar mientras las fuerzas les respondan.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s