Los primos del Mas Blanco

dsc_1021_redimensionarEl Mas Blanco, en la actualidad. (Foto de Francisco Climent, tomada del Catálogo artístico y monumental del Bajo Aragón, de la Fundación Quílez Llisterri). 02La misma imagen, hace más de un siglo.(Foto de Carlos Estevan Membrado, tomada del libro ‘La fotografía y su reflejo social/Belmonte, 1860-1940’, de Albarto Bayod Camarero).

Ramón Mur

Ignacio Santesmases Mur, hijo de Miguel Santesmases Puyol y de Nieves Mur Estevan, hermana de mi padre, falleció en Madrid el pasado 5 de septiembre, a los 73 años. Los Santesmases eran para nosotros los primos del Mas, el Mas Blanco. Si sumáramos todas las horas que Ignacio y yo hemos pasado juntos a lo largo de nuestras vidas, sin ninguna duda la mayor parte transcurrió por los parajes del Mas Blanco: de las roquetas al pinaret, de la casa grande a la cuadrada o la nueva, por el cabezo de los Castellets, la Val del huerto y la de las Fosetas, el barranc d’en Paulo, la Talayola o el Mas de las Carrascas y la Val Nova.

Hace menos de un año, también en Madrid, falleció Mercedes Santesmases Mur, hermana de Ignacio, otra de las primas del Mas Blanco. Nuestra infancia transcurrió en medio de una nutrida población familiar femenina, encabezada y presidida por tía Nieves, la madre de todos los primos del Mas, una mujer de insuperable personalidad que era algo así como muchas mujeres en una sola.

La primada estaba dirigida por mis hermanas y las primas del Mas, todas mayores que nosotros. Aunque el primero de todos era Miguel y quedaba luego rezagada mi hermana menor, María Victoria, la menuda del clan. Nosotros, los chicos, fuimos unos niños y adolescentes, un tanto asilvestrados, que hacíamos nuestra vida al margen de la población femenina familiar, siempre con arreglo al programa de Ignacio, el mayor de los pequeños. El primo ahora fallecido era lo que se dice ‘un manitas’ : apañaba el motor de gasolina del huerto, que casi nunca tenía apaño, y hacía mil recados y encargos para su madre que era mucho más que la masovera mayor. Unas navidades, mi madre montó un belén en casa. Ignacio hizo barcas, carros, casitas a navaja con corteza de pino. Los tres: él, mi hermano Antonio y yo nos metíamos a fumar debajo del Belén para que saliera humo por la hoguera de los pastores. Recuerdo aquel viaje que hicimos Ignacio y yo a Valjunquera. Llevamos el motor del pozo del huerto al herrero para que le tratara una de sus múltiples averías. Fuimos con el carro pequeño y el macho tordillo. Mi primo, sentado sobre la vara izquierda del carro, mientras yo en la parte posterior de aquel inclinado vehículo cuidaba de que la carga no cayera, a pesar de ir amarrada con una gruesa maroma.

En el Mas se cumplía el precepto dominical acudiendo a misa a la iglesia del pueblo. El viaje lo hacíamos, un rato a pie y otro en burro. Después de pasar la val d’en Soro, llegaba la cuesta hacia la punta de la sierra y entonces tía Nieves se colocaba sobre el lomo del borrico. Un día, la albarda empezó a hacer peligrosos movimientos. “Ya le has dejado apretar la cincha al niño”, dijo tía Nieves a su hijo Ignacio, con palpable malhumor. El niño, claro, era servidor.

En mis años de seminarista, el mes de vacaciones transcurría, por supuesto, entre Bellmunt y el Mas Blanco. Cuando Ignacio tuvo edad para obtener el permiso de conducir, su madre no le dejaba salir solo con el Seat 1400 y le hacía acompañarse de alguna de sus dos hermanas mayores, la ya mencionada y fallecida Mercedes o de María Teresa. Pero él me prefería de copiloto. “Valiente ayuda de cámara estás hecho tú”, decía mi madre con gracejo hijarano, y añadía: “No sé de qué apuro piensa tu tía que les puedes sacar a tu primo”.

Por todos estos recuerdos y otros muchos más, la despedida a Ignacio fue muy sentida en todo nuestro extenso clan familiar. Se registraron ausencias poco explicables y nada justificables. Pero esa es harina de otro costal.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a Los primos del Mas Blanco

  1. Carmen Bayod dijo:

    Ramon, me acabo de enerar por tu articulo del fallecimiento de Ignacio. Sabia que estaba muy enfermo pero, desde que ya no esta mi madre, no nos enteramos de las noticias buenas y malas que pasan por Belmonte.
    Me ha causado una gran impresion la noticia y lo siento muy de veras. No nos veiamos mucho pero cuando iba a Belmonte siempre era un placer hablar con el y con Rosa su mujer. Tambien lo recuero, como tu explicas, de pequeno por Belmonte, asi como a su madre, dona Nieves por la que siempre tuve un especial carino.
    Nuestro pesame, mio y de Bruce, mas sentido a toda la familia.
    Mary Carmen

  2. Bruce Taylor dijo:

    Acabamos de leer la triste noticia sobre Ignacio. Y como Mary Carmen dice, lo sentimos de veras. No conocia bien a Ignacio porque no soliamos coincidir últimamente en Belmonte en las mismas fechas, pero me marcaron dos cosas – su amor por esta maravillosa finca que es el Mas Blanco y el hecho que era un verdarero caballero….

  3. Miguel Santesmases dijo:

    Ramón, qué artículo tan entrañable para hablar de tu querido primo, mi tío, y del Mas Blanco, Dan ganas de pasarse por allí aunque muchas de esas personas tan queridas ya no estén, yo que no viví muchas de las cosas que cuentas he revivido muchas otras al leerlo. Un abrazo agradecido (escríbeme, si tienes un rato, ibas a mandarme algo ¿no?)

    • ramonmur dijo:

      Gracias, Miguel. Agradezco tu comentario por ser el único de la familia que he recibido, justo es manifestarlo. Me gustaría enviarte el original de una novela que estoy escribiendo ambientada en los escenarios bajoaragoneses que nos resultan tan entrañables y que pretendo acabar para la próxima primavera. Pero no recuerdo bien si me dijiste si tenías o no la reedición de ‘El Porvenir…’ de Juan Pío Membrado que lleva un extenso perfil que yo novelé. Un abrazo, Ramón Mur.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s