Feria de la Trufa en Orísoain (Navarra)

dsc03389.jpg_20121216160026tr_1Serafìn Izquierdo y su jabalina ‘Cochi’ realizan una exhibición de recogida de trufa. (Foto A.Izko).

(Información tomada de Diario de Noticias, Pamplona 17 de diciembre de 2012)Dedicada al trufero mayor del Mezquín Josep Fargas.

CELEBRÓ SU UNDÉCIMA EDICIÓN
La Feria de la Trufa de Orísoain repite éxito de asistencia en su undécima edición
ESTE AÑO, CADA KILOGRAMO DE TRUFA SE VENDIÓ A 1.000 EUROS, 50 EUROS MÁS QUE EN 2011

ORÍSOAIN. Un año más, la pequeña localidad valdorbesa de Orísoain, que apenas supera los 90 habitantes, se llenó ayer hasta la bandera con motivo de la celebración de la Feria de la Trufa en Navarra, que en su undécima edición volvió a saldarse con un gran éxito de asistencia. Prueba de ello es que para las doce del mediodía, tan solo una hora después de que el alcalde del municipio, Alexandre Duró, inaugurase oficialmente la feria, en la carpa donde se situaban los diferentes puestos de venta ya no cabía ni un alfiler.

Entre los productos expuestos, todos ellos elaborados a partir de trufa, destacaron los aceites, vinagres, mousses, quesos, árboles micorrizados, longanizas, chorizos, sales y arroces.

La jabalina ‘Cochi’ y dos perros, ‘Trufo’ y ‘Manuel’, buscaron trufas en un campo anexo al municipio
No obstante, muchos de los asistentes prefirieron rascarse el bolsillo y adquirir directamente el preciado hongo, que este año estaba a un precio desorbitado debido tanto a la sequía como a la escasez de producto. En concreto, este año, el kilogramo de trufa costaba 1.000 euros, es decir, 50 euros más que el año pasado y 250 euros más que en 2010, de lo que se deduce que en los últimos tres años el precio de la trufa se ha incrementado en un 25%. Esther Capellán, organizadora de la feria, achacó esta subida a la falta de precipitaciones durante el pasado verano. “La trufa tarda en crecer nueve meses y durante este tiempo atraviesa una etapa crítica en la que es indispensable el agua en forma de tormenta para que se desarrolle adecuadamente. Este verano ha sido muy seco, de ahí el incremento en el precio”, explicó. En la misma línea intervino también el truficultor Raúl Ojer, natural de Unzué y propietario de una plantación de cinco hectáreas con unos 1.500 árboles micorrizados, de los cuales la mitad están ya a pleno rendimiento. “Para establecer un precio nos guiamos por la lonja de Vic”, precisó, a la par que añadió que “los dos últimos años han sido muy malos por la sequía, tanto que nos hemos visto obligados a regar, aunque claro está que con eso no es suficiente”.

Por otro lado, cabe destacar que en esta edición la organización introdujo como novedad una exhibición de búsqueda de trufa con perro. Los encargados de protagonizar esta exhibición fueron los perros Trufo y Manuel, quienes acompañados por Miguel Ángel Zugasti, de la empresa Educan, demostraron las múltiples cualidades que puede adquirir un perro si se le entrena concienzudamente para ello. “Lo que hacemos es un adiestramiento en positivo para que el perro relacione la trufa con un premio”, precisó. Si este entrenamiento se realiza de forma adecuada, en dos o tres años el perro estará listo para recoger trufas.

Otra que tampoco faltó a la cita fue la jabalina Cochi, quien acompañada por Serafín Izquierdo, su propietario, deleitó a los asistentes realizando una exhibición de recogida de trufas en un campo anexo al pueblo. Izquierdo recordó emocionado los inicios de Cochi explicando que “la crié con biberón y le enseñé a reconocer el olor de la trufa escondiendo trozos de pollo frito en el campo. Cuando Cochi falte le sustituirá su biznieta Nina, que ya apunta maneras”.

X PREMIO TUBER En esta ocasión, el X Premio Tuber a la innovación en la cocina de trufa fue a parar a manos de Javier Díaz y Pilar Idoate, de los restaurantes Alhambra y Europa respectivamente, por unos raviolis de gamba y trufa al plin así como por un huevo en costra de cereales y trufa negra y aceite Marqués de Griñón. En el acto estuvieron presentes Xabier Zabaleta, Igor Zalakain, Xabier Irastorza, Tatus Fombellida, Mikel Ibero, Oraitz García, Atxen Jiménez y Pedro Larumbe. Todos recibieron una trufa a cambio de una receta gastronómica.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s