Carta abierta de José Antonio López al alcalde de Belmonte

José Antonio López.

CARTA ABIERTA AL ALCALDE DE BELMONTE

Querido Alcalde

Mi más sincera enhorabuena a ti a los concejales por la buena gestión que estáis haciendo. Te conozco desde que eras muy pequeño. Recuerdo mi primer verano en Belmonte de recién casado, 1970, tu eras un niño espabilado, observador, curioso. Querías saberlo todo y preguntabas, preguntabas, como hacen la mayoría de los niños que nacen con una curiosidad innata que si no la perdiésemos con los años todos acabaríamos, siendo sabios.

Tenías un timbre de voz agudo, muy nítido, y muy agradable. Un día estabas conmigo mientras yo sulfataba las zarzas del corral con el fin de eliminarlas. Tu me preguntaste incrédulo, ¿”totes ises romigueres matarás? Yo, naturalmente te dije que si, aunque tenía mis dudas, pero a los niños hay que darles seguridad. Las acabé eliminando, pero me costó “aurrisarles” varias veces en días distintos. Perseveré y lo conseguí. A los seis o siete días le fui a devolver la sulfatadora a la tía Celeste, contento de haber conseguido mi propósito.

Tu has llegado a la Alcaldía y has encontrado muchas “romigueres” pero no tienes que arrugarte, tienes que perseverar y con la ayuda de los concejales y de todo el pueblo conseguirás eliminar “les romigueres” que te has encontrado, aunque cueste, que costará.

Hace un par de años leí el libro el Porvenir de mi pueblo de don Juan Pio Membrado, un belmontino ilustre adelantado a su tiempo, culto y sabio que si hubiera desarrollado su actividad en Zaragoza o en Madrid hubiera pasado a la Historia como uno de los grandes hombres regeracionistas del siglo XIX. De sus escritos se deduce que tenía talla intelectual y moral equivalente a la de otro aragonés ilustre Joaquín Costa, conocido como el León de Graus o a otros ilustres regeneracionistas como el gran don Francisco Giner de los Ríos, creador en Madrid de la Institución Libre de Enseñanza.

Pues bien don Juan Pio Membrado hace en el Porvenir de mi pueblo un análisis agudo y certero del Belmonte de finales del siglo XIX y principios del siglo XX. Lee el libro. Te resultará útil. Este libro debería estar en todas las casas de Belmonte y merece ser leído por todos los belmontinos. Le sugeriré a mi hija Teresa, muy belmontina ella, que lo proponga para leer y debatir en el Club de Lectura de la Asociación Cultural.

El libro lo pensó don Juan Pio para todos los belmontinos y especialmente para el Alcalde del momento, que se apellidaba Bonet y estuvo 15 años de Alcalde y era de tu familia. El abuelo de la Paz, tu madre se llamaba Pablo Martín Bonet. Los Bonet, procedentes de la provincia de Tarragona se instalaron en Belmonte en el siglo XVII y fueron una saga que dió personajes importantes a la sociedad belmontina. Teresa Bonet (por eso mi hija se llama Teresa) se casó con Mariano Martín Mallén, médico que tuvo tres hijos, dos de ellos médicos y el tercero tu bisabuelo que estudió peritaje mercantil y fue el heredero de gran parte de las tierras.

Léete con atención y recomienda a tus concejales que lean también las páginas finales del Porvenir de mi pueblo, el Apéndice. Son Consejos de Gobierno que da “lo Siñó” Juan Pio (allí le llamaba la abuela de mi esposa y bisabuela de mi hija Teresa, Presentación Martín, hermana de tu abuelo, cuando se refería a él, que fueron muchas veces con ocasión de cualquier asunto que se tratara relacionado con Belmonte y con la cultura). Son 16 consejos, escritos en 1907 y válidos la mayoría de ellos en la actualidad.

Te destaco alguno de ellos: “entre diez hombres ricos y uno instruido, elija al instruido. Pero deje usted diez instruidos por un hombre honrado…”

“entérese del concepto que le merece al pueblo su manera de gobernar, así estará usted siempre orientado en su camino…”

“cuando haga usted alguna comisión incluya en ella dos que discrepen del tema”

“no desprecie usted ninguna observación que se le haga en buena forma; atiéndalas todas con interés de enterarse y disponer lo justo…”

Te deseo mucha suerte a ti y a tus concejales para que sigáis cosechando aciertos, aunque la mejor suerte es el trabajo bien hecho que no tiene más secreto que la dedicación y la honradez.

Un abrazo muy afectuoso
José Antonio López Fernández, vecino de Belmonte durante los veranos desde hace ya cuarenta y dos años.
Belmonte de San José Julio de 2012

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Carta abierta de José Antonio López al alcalde de Belmonte

  1. Ramón Mur dijo:

    Te felicito, José Antonio, por tu carta al alcalde y me encanta la parábola de ‘Les romigueres’ porque es acertada y de lo más oportuna porque este ayuntamiento “de romigueres s’ha trobat moltes, massa”. Ramón Mur.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s