En defensa del catalán que quieren matar en Aragón (III)

Dámaso Alonso, uno de los grandes poetas de la generación de 1927, era presidente de la RAE en 1975 cuando en el manifiesto de la Academia se dejó escrito que “el catalán se habla en la Franja de Aragón”.

¡QUÉ PODÍAN SABER AQUELLOS ACADÉMICOS!

Ramón Mur

La revista ‘Temps de Franja’, en su número correspondiente a los meses de julio-agosto, tiene una portada que avala por sí misma una Ley de Lenguas para Aragón con verdadero criterio académico, sentido común y rigor científico. Diecinueve académicos de las Reales Academias de España (RAE) y de la Historia (RAH) firmaron en 1975 un manifiesto sobre “La lengua de los valencianos”, ratificado en 1980, que los políticos aragoneses de la era presente parecen desconocer o despreciar sin el menor rubor. Al menos, los del PP y los del PAR.

Los 19 académicos de referencia, todos con tratamiento y título de ‘excelentísimo señor’, eran nada más y nada menos que Dámaso Alnoso, presidente de la RAE, Emilio Alarcos, Vicente Aleixandre, Alonso Zamora Vicente, Fernando Lázaro Carreter, Pedro Sáinz Rodríguez, Jesús Pabón, presidente de la RAH, Tomás Navarro Tomás, Marqués de Lozoya, Ramón Carande, Agustín Millares, Salvador de Madariaga, Pedro Laín Entralgo, José María Pemán, Miguel Delibes, Antonio Buero Vallejo, Luis Rosales, Miguel Batllori y Camilo José Cela. Como podrá bien comprobar el lector, todos eran feroces rojos-separatistas-catalanistas y antiespañoles. Condición y motivo que les llevó a rubricar el manifiesto en el que afirmaban, tal y como recuerda hoy ‘Temps de Franja’ que “el valenciano es una variante dialectal del catalán. Es decir, del idioma hablado en las islas Baleares, en la Catalunya francesa y española, en la FRANJA DE ARAGÓN, en la mayor parte del País Valenciano, en el Principado de Andorra y en la ciudad sarda de Alguer”.

A estos 19 sabios españoles, todos ya fallecidos si no me equivoco, les hubiera dicho hoy la consejera de Cultura y Educación de Aragón, Dolores Serrat’: “¡Qué sabréis vosotros, pobres académicos, para afirmar que en la Franja de Aragón se habla el catalán!” Ella, política popular de pocas artes y menos oficios, y el sublime Javier Callizo, cultureta de cátedra de corto alcance, tienen bien cubiertas las espaldas por diputados y diputadas que se atreven a pontificar, contra los 19 académicos ilustres de las letras y de la historia como contra quien sea menester que “en Aragón nunca se ha hablado catalán, no se habla y no se hablará”. Sobre lo que pueda pasar en el futuro es probable que no les falte razón. En el pasado se habló catalán, todavía se habla pero es posible, por desgracia y al paso que vamos, que no se hable en el porvenir porque ellos, los políticos que saben más que los sabios, conseguirán que sólo se enseñe en los pueblos bilingües a leer y escribir en castellano. Y hoy, cualquier idioma de analfabetos, acaba por morir.

Estos políticos aragoneses de la hora presente escuchan más a los alcaldes de los pueblos donde recaudan votos, a los oráculos de la plataforma ‘No hablamos catalán’ y a los ‘filólogos’ de la FACAO que a los académicos de ayer, a los catedráticos de la Universidad de Zaragoza y, por supuesto, mucho más que a los expertos del ‘Institut d’Estudis Catalans’. Estos mandatarios aragoneses del momento le hubieran dicho a don Salvador: ¡Eh, Madariaga, tú qué sabrás! Y se hubieran quedado tan contentos. Y a los aragoneses, Pedro Laín Entralgo y Fernando Lázaro Carreter, les dirían a la cara: ¡Vosotros nos vais a decir a nosotros qué y cómo se habla en Aragón! Para sabios y filólogos, los políticos del PP y del PAR, sus alcaldes, los vecinos de los pueblos bilingües que sólo quieren que sus hijos aprendan a leer y escribir en una – la segunda, no la primera- de las dos lenguas que hablan a diario y todos cuantos les han votado, les votan y les votarán por mucho que el mismísimo don José María Pemán, rapsoda del franquismo, les dijera por escrito, firmado de su puño y letra, que el catalán se habla en la ‘FRANJA DE ARAGÓN’. Los políticos aragoneses, al menos los que más mando tienen aquí y ahora, hubieran enmendado la plana a Dámaso Alonso, Vicente Aleixandre, Buero Vallejo, Delibes y Camilo José Cela. Eso sí, sin el menor rubor. ¡Si me consta que algunos han consultado a filólogos, firmantes de los últimos manifiestos en defensa del catalán de Aragón, y no les han hecho ningún caso!

En parecidos términos a los del manifiesto de aquellos 19 académicos se pronunció no hace mucho en una entrevista el actual director de la RAE, el aragonés José Manuel Blecua. Pero los políticos del PP y del PAR parecen dispuestos a pasar a la historia por no hacer caso ni a los académicos españoles de 1975 ni a los de 2012.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s