Curas terrenales, arzobispos ¿celestiales?

Manuel Ureña, arzobispo de Zaragoza.

Ramón Mur

Han pasado ya unos días y ahora, con más calma, menos en caliente, quiero expresar la impresión que me produjo el funeral del pasado 3 de marzo por José Guarc Pérez, celebrado en la parroquia de San Mateo evangelista de Pinsoro y presidido por el arzobispo de Zaragoza, Manuel Ureña.

José Guarc, que se había retirado a su pueblo natal de Valdealgorfa, tras su jubilación y después de haber regentado durante 40 años, las parroquias de los pueblos de colonización de Pinsoro, Valdereñas y El Bayo, en las Cinco Villas, en las cercanías de Ejea de los Caballeros, falleció de forma del todo inesperada el pasado 24 de febrero. Sus amigos y admiradores, que somos muchos, nos quedamos con la sangre helada en nuestras venas, mudos, sin palabras para expresar nuestro dolor.

Todo sucedió con tanta rapidez y de forma imprevista, que yo tuve noticia de la muerte de Guarc, a los tres días de haber sido enterrado en Valdealgorfa. Supe, al mismo tiempo, que al sábado siguiente, 3 de marzo, se celebraría un funeral en Pinsoro, con presencia del arzobispo. Y allí me fui. Concelebraron con el primer mitrado de Aragón, el vicario general de la diócesis y seis curas más, algunos con cargo ministerial en la zona y otros con cara de buenos amigos y compañeros de José Guarc.

El humilde y austero templo de colonización se encontraba a rebosar de vecinos de los tres pueblos. La gente participaba en los cantos y en toda la liturgia de la celebración eucarística. Llegó el momento de la homilía. Monseñor Ureña se encasquetó la mitra y, desde el ambón del lado del evangelio, tomó la palabra saludando al vicario general, subrayando su título de “ilustrísimo”, al párroco de Egea, a los restantes sacerdotes concelebrantes, a los familiares del difunto y a los fieles asistentes en general. Recordó al sacerdote fallecido, siempre tuteado y conocido simplemente como Pepe o José a secas, como “don José”. Y ya al final de su prédica altisonante afirmó que “a pesar de ser sacerdote, don José también tuvo sus deficiencias”. El arzobispo acababa de cumplir con su misión: recordar, con esa diplomacia tan episcopal como nada santa, que el querido y jamás olvidado cura de Pinsoro, Valdereñas y El Bayo había sido un sacerdote no del todo bien visto por la jerarquía mandataria de la Iglesia Católica en la actualidad.

Y es que José Guarc fue un cura terrenal, pegado a la tierra, comprometido con el Movimiento Rural Cristiano, que se ganó la vida con sus manos y ejerció el ministerio sacerdotal no como profesión sino como auténtica vocación evangelizadora. Y eso, a la vista está, no es del agrado de los obispos, que parece como si se sintieran más celestiales que terrenales. Desde luego, estos obispos de la hora presente, como Manuel Ureña, no son de este mundo al que sí querían pertenecer los curas como José Guarc Pérez. En cambio el pueblo, el creyente y el no creyente, estuvo siempre del lado de curas como Guarc que “nos enseñó a vivir y conocer ‘otra’ Iglesia”, según afirmó una mujer que leyó una emocionante y sentida despedida al cura de la era postconciliar que ya no es la actual. Es decir, que José Guarc y otros como él fueron curas más queridos por la gente que por los mandamases de la Iglesia a la que pertenecían.

Que todo esto que escribo no es demagogia ni interpretación interesada, lo demuestra la escena que presencié al salir del funeral de Pinsoro. Los sacerdotes que habían participado en la concelebración estaban concentrados en las cercanías del templo, junto al arzobispo. Uno le decía a otro: “Yo no me quedo a comer”. Mientras, el arzobispo Ureña le decía a aquel conjunto levítico: “Todos somos hermanos sacerdotes, ¿no?” Curas terrenales, obispos no celestiales pero sí subidos al púlpito y la atalaya de la autoridad.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s