Alcañiz y Caspe, 1412-2012

El presidente de las Cortes de Aragón, José Ángel Biel, estampa su firma en el libro de oro del Ayuntamiento de Alcañiz, el pasado 15 de febrero, en presencia del alcalde Juan Carlos Gracia Suso. Foto José Puche.
El Justicia de Aragón, Fernando García Vicente, en su intervención ante el pleno de las Cortes de Aragón, reunidas en Alcañiz el 15 de febrero de 2012. Foto José Puche.

EL BAJO ARAGÓN RECUPERA PRESTANCIA HISTÓRICA EN EL VI
CENTENARIO DE LA CONCORDIA DE ALCAÑIZ Y COMPROMISO DE CASPE

Las Cortes y el Justicia rememoran en la capital de la Tierra Baja la fecha del 15 de febrero de 1412

Ramón Mur

(Reportaje informativo traducido al catalán para la revista Temps de Franja, la única publicación aragonesa en lengua catalana)

El Bajo Aragón recuperó parte de su prestancia histórica con la sesión plenaria que las Cortes celebraron el pasado 15 de febrero en la sede de la Comarca, en Alcañiz. La resonancia de este acto institucional, conmemorativo del VI Centenario de la Concordia de Alcañiz y Compromiso de Caspe, debería servir para que el Bajo Aragón lograra rescatar parte de su trascendencia social y política, la que tuvo antes de la distribución de España en provincias, hace 179 años. El pleno extraordinario de las Cortes tuvo como único orden del día el descargo de las actividades desarrolladas por el Justicia de Aragón durante el año 2011 y del que se encargó su titular actual, Fernando García Vicente.

Las Cortes salieron de Zaragoza para reunirse en sesión plenaria un 15 de febrero, 600 años después de que en una fecha igual se lograra el acuerdo de Concordia que daría paso a la resolución adoptada por los 9 compromisarios (3 por Aragón, 3 por Cataluña y 3 por Valencia) y que ha pasado a la historia con el nombre de Compromiso de Caspe, porque fue en esta ciudad donde, el 28 de junio del mismo año 1412, se acordó elegir como sucesor en el trono de la Corona de Aragón a Fernando de Antequera y de Trastamara, infante de Castilla. El actual Parlamento autonómico de Aragón, con la participación del Justicia, una institución que intervino en la elección de los compromisarios aragoneses en 1412, tuvo oportunidad de tratar los problemas del presente a la luz de uno de los momentos más relevantes de la historia aragonesa.

Los cinco grupos políticos con representación en las Cortes de 2012 –PP, PSOE, PAR, CHA e IU – destacaron la necesidad de recuperar la concordia y el consenso como medida ineludible para resolver los problemas que preocupan a los ciudadanos aragoneses de hoy. El Justicia, Fernando García Vicente, alertó a las instituciones de los problemas de escolarización y otros que pueden derivarse de la última reforma educativa anunciada por el Ejecutivo. Se refirió también a la necesidad de acometer el ansiado y viejo proyecto de desdoblar la carretera nacional 232 que unirá Zaragoza con el Mediterráneo a través del Bajo Aragón. Mientras, la oposición pidió al gobierno PP-PAR, que preside Luisa Fernanda Rudi, la aceleración del proyecto de construcción de un nuevo hospital comarcal en Alcañiz.

Consenso entre aragoneses, catalanes y valencianos

Aunque el acuerdo final de Caspe fue el resultado de un largo proceso de dos años, iniciado a la muerte de Martín I el Humano en 1410 y que las Cortes de Aragón fueron gestando en ciudades importantes como Calatayud, el hecho de que la Concordia y el Compromiso, el desenlace final del proceso, se concentraran en las dos poblaciones más importantes de la Tierra Baja pone de manifiesto la importancia que esta comarca tuvo en la antigüedad, incluso a lo largo de toda la Edad Moderna. Por otra parte, si bien es cierto que el acontecimiento histórico del que se conmemora este año el VI Centenario supuso la entrada de la todopoderosa Castilla en el devenir de la Corona de Aragón y de que el Compromiso de Caspe no fue aceptado por todos los aragoneses puesto que algunos pretendieron solucionar el conflicto de sucesión en la Corona por las armas y en clima de guerra civil, no es menos cierto que en 1412 Aragón, Catalunya y Valencia llegaron a un acuerdo por la vía del diálogo y el consenso político.

Fue, por tanto, un ejemplo que hoy no se puede reproducir, por desgracia, ni en cuestiones como la designación del presidente de la Confederación Hidrográfica del Ebro (CHE). El feroz y visceral anticatalanismo de algunas fuerzas políticas aragonesas, como el PAR, es causa de que la Generalitat de Catalunya, gobernada por Convergencia i Unió (CIU) se oponga a que un miembro del partido aragonesista sea el nuevo gestor de la CHE. La Concordia de Alcañiz y el Compromiso de Caspe tendrían que ser hoy, pues, un espejo histórico en el que bien podrían mirarse los políticos aragoneses del momento presente.

El Corregimiento de Alcañiz a la altura de 1412 era de los más importantes de Aragón y lo fue hasta que en 1833 se configuró la actual provincia de Teruel. A partir de ese momento se inició el declive de la Tierra Baja de Aragón en el orden institucional, social y político así como en el económico. Por eso la resonancia que ha tenido la fecha del 15 de febrero de 2012, con las Cortes y el Justicia de Aragón, reunidos en la sede de la Comarca del Bajo Aragón, en Alcañiz, aunque quizá no sea suficiente, debería servir para devolver a la Tierra Baja parte de la prestancia institucional que tuvo en el pasado. De esta forma, algunas de las carencias que la comarca arrastra en materia de infraestructuras, sobre todo, y, en definitiva, en el desarrollo integral de la zona, podrán resolverse con una urgencia que resulta inaplazable. Basta citar sólo algunos ejemplos como son la ansiada recuperación del ferrocarril para Alcañiz, la construcción de un nuevo hospital en esta ciudad, la reestructuración del servicio público de viajeros o el tantas veces citado desdoblamiento de la carretera nacional 232.

Pedagogía histórica

Santiago Vidiella sostuvo durante toda su vida que “el conocimiento del pasado es impulso del futuro”. Ese impulso hacia el futuro sería el resultado que cabría esperar que produjera la conmemoración de la Concordia y del Compromiso en el Bajo Aragón, tanto en el perteneciente a la provincia de Zaragoza con capitalidad en Caspe, como en el turolense cuya cabecera comarcal es Alcañiz.

El Centro de Estudios bajoaragoneses (CESBA), dependiente del Instituto de Estudios Turolenses (IET), ha editado , en colaboración con diversas instituciones, un cómic sobre ‘La Concordia de Alcañiz y el Compromiso de Caspe’ que fue presentado el pasado 10 de febrero en el auditorio del Palacio Ardid, sede de la Biblioteca Municipal y del Archivo de Alcañiz. El CESBA que ya publicó hace años otro cómic sobre los humanistas alcañizanos del siglo XVI, realiza con esta publicación una actividad de pedagogía histórica tendente a divulgar el conocimiento de determinados momentos históricos. La presentación del cómic del sexto centenario de la Concordia y del Compromiso fue seguida por un público interesado que llenó el auditorio de la Biblioteca Municipal. En el mismo acto, se vendieron cerca de un centenar de ejemplares de la publicación del CESBA.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s