El otro balonmanista de la semana

Iñaki Urdangarin y Mikel Errekondo defendieron juntos a España en los Campeonatos del Mundo de Balonmano de 1993.
Errekondo, el jueves pasado tras ser recibido por el Rey como portavoz de Amaiur.

Ramón Mur

“Majestad, yo fui compañero de su yerno en la selección española de balonmano”. Es poco probable que el portavoz de la coalición Amaiur saludara así al Rey Juan Carlos este jueves cuando fue recibido por el monarca en audiencia privada. El horno no está para bollos en La Zarzuela. La semana empezó con el balonmanista Iñaki Urdangarin en el candelero, poco menos que repudiado por la familia real y continuó con otro balomnanista, el de Amaiur. Xabier Mikel Errekondo fue un deportista profesional de primera línea. Jugó en todos los equipos de la élite balonmanista del momento -Bidasoa de Irún, Teka de Santander, Balomnano Ciudad Real,Portland San Antonio de Pamplona y Ademar de León-, en todos, menos en el Barça. Además, Errekondo formó parte en nueve ocasiones de la selección española del deporte que se juega a siete y con la mano.

A Amaiur, esta nueva formación política, no le han concedido, al menos de momento, disponer de grupo parlamentario propio en el Congreso de los Diputados. Por decisión de la Mesa de la Cámara, sancionada con los votos a favor del PP, que son mayoritarios en todas partes a estas horas de la maltrecha democracia española, los vascos de Amaiur, con más representantes que el mismo PNV,¡ahí es nada!, con el 25% de los sufragios en la Comunidad Autónoma Vasca (CAV) y con el 14,86% en Navarra, han sido desterrados al grupo mixto por “apestados”. Mientras, el PNV seguirá con su tradicional grupo parlamentario porque los seguidores de Sabino Arana, aunque “extraños en Madrid”, que escribiera Iñaki Anasagasti, apestan menos que los abertzales de centro-izquierda.

Esto de desterrar apestados da mucha cancha y votos al PP en la mayor parte de España. Sobre todo si quien despide olores nada aromáticos es porque huele a terrorista o a amigo de etarras. Sin embargo, en Amaiur hay hijos ideológicos del lehendakari Carlos Garaikoetxea Urriza, cofundador de Eusko Alkartasuna-EA. Excesiva maldad sería acusar a Garaikoetxea de consentidor siquiera del terrorismo etarra. Ni hoy lo es ni ayer lo fue. Por tanto, resulta una medida injustificada y vergonzosa a todas luces esta de repudiar a Amaiur por su supuesta y apestosa relación con el terrorismo etarra.

Quizá es que Errekondo y Amaiur tienen que pagar igual castigo que el otro balonmanista de la semana. Porque lo que sí apesta, de verdad, es el rollo de corrupción del ex jugador del Barça y de la selección española de balomano. Para apestoso, Urdangarin, sospechoso de haberse enriquecido a costa del bien ajeno. Habrá qué esperar el veredicto de los tribunales. Pero la sospecha es más que fundada, con un proceso abierto. Lo que uno no acaba de entender es que a Errekondo y sus compañeros se les obligue a escarmentar a en cabeza ajena, la de Iñaki Urdangarin, cuyo padre es por cierto militante del PNV y tan vasco como Errekondo.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s