Un académico vinculado al Bajo Aragón

El latinista Juan Gil pronuncia su discurso de ingreso en la Real Academia de la Lengua Española

Es desde hace 20 años miembros del consejo rector del Instituto de Estudios Humanísticos de Alcañiz

Ramón Mur
(Información escrita para la revista ‘Mezquín’ de la Asociación Empresarial del Mezquín-Bajo Aragón)

Mezquín. Torrecilla.- El catedrático de Filología Latina de la Universidad de Sevilla y miembro del consejo rector del Instituto de Estudios Humanísticos de Alcañiz, Juan Gil Fernández, pronunciará el domingo 30 de octubre el discurso de ingreso en la Real Academia de la Lengua Española-RAE. El ilustre latinista ocupará el sillón ‘e miníscula’ que quedó vacante tras la muerte del escritor Miguel Delibes en la primera institución de la lengua española.

Juan Gil Fernández es, al igual que su hermano Luis, catedrático emérito de Griego en la Universidad Complutense de Madrid, impulsor del Instituto de Estudios Humanísticos de Alcañiz, desde que fuera proyectado en 1991 y miembro de su consejo rector desde que se pusiera en marcha unos años después. El Instituto celebra un curso interdisciplinar de Humanidades todos los años bajo el lema ‘Humani nil alienum’ (“Nada de lo humano nos es ajeno”). El curso de este año se ha celebrado del 17 al 21 de octubre y como siempre ha contado con la participación de los hermanos Gil Fernández. Pocos días antes de que se produjera su ingreso en la Real Academia, Juan Gil pronunció en Alcañiz una conferencia sobre ‘Horacio, el hombre y el poeta’.
El Instituto de Estudios Humanísticos (IEH) de Alcañiz convoca, además, cada cinco años un congreso internacional como homenaje a figuras en el estudio de las humanidades y del mundo clásico grecorromano. El del año pasado 2010 rindió homenaje, precisamente, a la obra y la figura del profesor Juan Gil Fernández. En los congresos anteriores la entidad reconoció la obra de otros humanistas como Antonio Fontán (1995), Luis Gil (2000) y Antonio Prieto (2005). En la clausura del Congreso de 2010 el profesor Gil pronunció una magnífica lección en la que desveló que “mi buen padre” deseaba que su hijo menor se hubiera convertido en ingeniero, “la carrera de moda en la época”. Pero Juan, con la ayuda de su hermano mayor, Luis, hizo un verano de intensa preparación para orientarse hacia las letras. El profesor Juan Gil fue presentado, a los 13 años, como alumno aventajado del Colegio Estudio, a don Ramón Menéndez Pidal, una de las mayores figuras de las letras y de la investigación histórica quien, lleno de sabiduría, fallecería en 1969 a la edad de 99 años. Juan Gil fue, además discípulo de grandes maestros como Américo Castro o Antonio Tobar.
El profesor Juan Gil es autor de más de 300 obras sobre filología latina, historiografía romana y de España. Ha impartido cursos extraordinarios en las más prestigiosas universidades del mundo. La Real Academia de la Lengua eligió a Juan Gil como académico el pasado mes de mayo. Al conocer el nombramiento, el profesor Gil manifestó que “esto es la culminación de mi vida, aunque no puedo competir de ninguna manera con Delibes en el sillón ‘e miníscula’ de la RAE porque él era una persona entrañable e inimitable. Catedrático de Filología Latina en la Universidad de Sevilla la mayor parte de su vida, Juan Gil, nacido en Madrid en 1940, es Doctor Honoris Causa por la Universidad Complutense de la capital de España.

El profesor Gil no ha dejado de asistir a ninguno de los cursos anuales del Instituto de Estudios Humanísticos de Alcañiz ni a sus congresos, cada cinco años, desde que se puso en marcha esta entidad. El nuevo académico de la lengua tiene entre sus discípulos predilectos a José María Maestre, catedrático de latín en la Universidad de Cádiz y confundador y director del Instituto alcañizano de humanidades. Tanto los cursos anuales como los congresos de humanidades convierten a la capital del Bajo Aragón en uno de los centros más activos a favor del impulso del estudio de las humanidades, en un momento en que el fomento de estas ciencias no recibe en España la atención que merece, a juicio de los expertos. Esta circunstancia es la causa de que numerosos expertos en humanidades de los más variados países se den cita en Alcañiz al menos cada cinco años.

El profesor Juan Gil con su hermano Luis, premio Nacional de Historia 2007, en Alcañiz.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s