Ahí está la noticia

Ramón Mur

“Ahí está la noticia, Moncholi, no te vuelvas loco”. Me lo repetía cientos de veces Juan Carlos Urrutxurtu al caer el día. Era el responsable del cierre en DEIA y entraba a trabajar a la hora de la última reunión. Juan Carlos llevaba el periodismo cosido a la piel. Nos conocimos en Vitoria, aquel verano en que vino a hacer prácticas y se encargaba de la información laboral. Estudiaba en Madrid, pertenecía con orgullo a la escuela del cura periodista Manuel de Unciti con quien siempre mantuvo una fluida amistad.

Andoni Ortuzar y yo nos peleábamos por el enfoque de unas informaciones complicadas, llenas de recovecos interpretativos y a las que hacíamos frente como mejor podíamos y nuestro saber profesional nos daba a entender. Juan Carlos lo veía siempre fácil. En el momento de la decisión, se ponía serio y decía: “Venga, venga, que cada día cerramos más tarde y, si no se lo preguntamos a Manolo [Igarreta] que es quien va a hacer la apertura de primera. ¿Qué os jugáis a que él me da la razón? La noticia está ahí”.

Ahora que la noticia está en su muerte, no puedo menos de lamentar que hace muchos años que apenas mantenía relación con Urrutxurtu. He sabido de su vida de tarde en tarde y poco de sus derivaciones profesionales. Yo recuerdo a aquel joven periodista, todo vocación y que sentía admiración y afecto por cualquier colega de DEIA o de la competencia. Me cuesta creer que tuviera ya 54 años. Para mí siempre fue un compañero mucho más joven, de la generación que venía pisando fuerte. Todos éramos unos ignorantes en aquellos comienzos de la democracia porque nos habíamos tenido que acostumbrar a vivir sin libertad. Pero estos Urrutxurtus tenían menos complejos y otra pasta. Eran el futuro.

Muchos colegas de la época han desaparecido. De la generación de Urrutxurtu, por fortuna, son menos los que se han marchado porque todavía no les ha llegado la hora. Nunca pensé que podría vivir para despedir a Urrutxurtu. Pero me ha tocado. Y le despido con dolor y emoción, pero también con el recuerdo vivo de un profesional, un periodista vasco, de Basauri, que parecía haber sido llamado para esta profesión desde la cuna. Este es el recuerdo que yo tengo de Juan Carlos, el mejor: fue un gran periodista vasco.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s