Las irregularidades de la radio municipal de Alcañiz

Ramón Mur

Un grupo político de cuyo nombre cada vez me acuerdo menos acaba de presentar en el Ayuntamiento de Alcañiz una moción contra la emisora municipal de radio a fin de que se subsanen todas las irregularidades con las que funciona. Por ejemplo, la emisora emite, según aseguran los denunciantes de las irregularidades, sin contrato desde hace medio año. Pues muy bien, que se regularice todo lo que sea menester regularizar pero que la emisora no se cierre.

Insisto, me parece correcto que todo funcione conforme a la legalidad vigente. Y si algo contraviene la norma, pues enderécese. Pero lo que rechazo de plano es que se argumente también que el de la radio “es un servicio que nadie ha pedido”. Quien es autor de tal afirmación no ha leído ni una sola línea de quienes escribimos a favor de la pluralidad informativa en Alcañiz y comarca, en contra de que la información esté monopolizada por un solo grupo multimedia. Cuando la emisora comarcal de la cadena SER fue absorbida por el Grupo de Comunicación La COMARCA ya escribí que me parecía mal que todo quedara en las manos de un solo jeque informativo. Luego no se diga que nadie “ha pedido este servicio” porque somos no pocos los que lo demandamos.

Puesto que otras cadenas, como la COPE, – de la que no soy nada devoto, por cierto, – no regresan por sí mismas a Alcañiz, bien está que el Ayuntamiento haya utilizado la licencia que tenía para abrir otra emisora. ¿O es que alguien quería que el consistorio hubiera guardado la licencia en un cajón, sin aprovechar la oportunidad de contar con otro medio informativo local y comarcal?

Y vuelvo a insistir, me parece bien que se ponga límite a cualquier irregularidad detectada. Pero también hago una advertencia: todas las emisoras locales o comarcales de este país funcionan como pueden y no siempre les resulta fácil cumplir la norma al pie de la letra. Si se les exigiera el cumplimiento íntegro de la ley, la mayoría se vería obligada a cerrar la emisora.

Lo que ocurre es que se avecinan nuevas elecciones y quienes comen de la mano del jeque informativo del Bajo Aragón, no quieren competencia alguna. Y como el jeque la tiene tomada contra el actual equipo de gobierno del Ayuntamiento, pues hay que intentar por todos los medios dejar a los gobernantes municipales solos a los pies de los caballos del jeque y sin ningún otro soporte informativo.

Pero que en estos tiempos, todo lo duros económicamente que se quiera, se pretenda recibir el agua informativa por una sola acequia en lugar de por varias, es de dudosa intencionalidad democrática. Más de uno de los que lean estas líneas pensará que sigo enquistado contra el jeque multimedia bajoaragonés. No es cierto, porque creo que los productos informativos que ofrece su empresa multimedia tienen más calidad que nunca. Pero que cada uno piense lo que quiera. Toda mi vida he peleado por la pluralidad informativa y en ello seguiré hasta la muerte. La pluralidad es buena en todo, hasta en la santidad. No en vano, San Ignacio de Loyola quería que su Compañía de Jesús pudiera contar “con universalidad de medios para poder desempeñar universidad de apostolados”.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s