El mejor alcalde, el que sabe marcharse a tiempo

Ramón Mur

Estamos en tiempo preelectoral y ya se extienden por todas partes los mismos topicazos de siempre. Uno de los más comunes es aquel que dice que el alcalde de un pueblo pequeño no es un político al uso por aquello de que “en los pueblos nos conocemos
todos y aquí queremos alguien que no haga política sino que sirva a los vecinos”. Una gran falacia, una mentira establecida y consentida. El alcalde del villorrio más recóndito es un político y punto, como cualquier otro. Por supuesto que no es lo mismo ser alcalde de Nueva York que de una localidad rural, olvidada y apenas conocida por la gran masa social. Pero uno y otro son políticos con todas las letras. Todo lo demás, son milongas.

Y puesto que cualquier alcalde es político, lo primero que hay que exigirle es vocación de político. Como al médico se le exige vocación, al torero o al futbolista. Quien no tenga vocación, que no baje a la arena del ruedo de la política. Los demás, podemos ser votantes y hasta críticos, pero no políticos. La política es, como todo en la vida, para los vocacionales. E igual que existen excelentes críticos taurinos o literarios que jamás serán maestros ni escritores, existen críticos de la cosa política que nunca serían aceptables políticos ni siquiera como concejales de aldea.

Ante las próximas elecciones municipales, las del 22 de mayo, que está a la vuelta de la esquina, hay que invitar al alcalde claramente desmotivado, que si algún día tuvo vocación política hace tiempo que la ha perdido, a que se vaya. Es el mejor servicio que puede prestar a su pueblo. Y a quien quiera sustituirle hay que exigirle que tenga voluntad clara de servicio político. Si no es así, mejor que no se presente.

Un alcalde, sobre todo en pueblos de menos de 200 habitantes, que no sea capaz de fomentar la convivencia entre los vecinos sino de incentivar las discordias entre ellos, será todo menos un buen alcalde, es decir, un aceptable gobernante de la población. Un alcalde no es, desde luego, un gestor de beneficencia ni siquiera un asistente social. Pero en los pueblos pequeños – y ésta sí que es una gran diferencia entre un presidente de ayuntamiento de un pueblo y el de una gran ciudad – el alcalde tiene que poner especial cuidado en sentirse cercano al vecindario en el aspecto más humano, como es el de la convivencia. En apoyar tanto la sencilla sabiduría popular como la intelectual, que no tiene por qué resultar complicada sino que puede ser tan sencilla como la primera y cercana a ella.

El alcalde desmotivado, incapaz ya de fomentar la convivencia entre los vecinos, cometerá un grave error si se presenta a la reelección. Lo mejor que puede hacer es marcharse. En ese momento, se convertirá en el mejor alcalde de su pueblo. Además, después de varios años al frente de un ayuntamiento, en democracia es muy saludable la alternancia. Es decir, que el mejor alcalde debe pensar en retirarse después de haber dirigido muchos años los destinos de su pueblo o de su ciudad. Porque los cambios siempre resultan saludables. Si no es así, si el alcalde no sabe retirarse a tiempo, será peor para todos: para el alcalde y para los vecinos.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a El mejor alcalde, el que sabe marcharse a tiempo

  1. esmolet dijo:

    Intel·ligent i clar, aquest article. A veure si ho llegeixen els interessats… Tot i que, com deia l’Ovidi Montllor:
    ‎”Hi ha gent a qui no agrada que es parle, s’escriga o es pense en català.
    És la mateixa gent a qui no agrada que es parle, s’escriga o es pense”
    Salut i sort!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s