Peor es la acusación que el insulto

Peor es la acusación que el insulto

(Carta al Director de ‘El Eco del Barranfondo’)

Estimado señor director de ‘El eco del Barranfondo’ y de la Asociación Cultural C.B. Torrevelilla, editora de la publicación: En el número 58 de su revista, correspondiente al mes de junio de 2010, se publicó un artículo de Jesús Martínez Fabón titulado ‘El vilipendio de la Ley de Lenguas’. En el último número de la publicación que obra en nuestro poder, correspondiente al mes de septiembre, la junta de la asociación cultural, a través del artículo editorial de la revista, lamentó haber publicado la colaboración de Martínez Fabón “por los vocablos peyorativos en él vertidos y que han producido malestar en algunas personas”.

En consecuencia con la constatación y reconocimiento del error cometido, la junta anuncia su propósito de “tachar y no publicar las ofensas o insultos que se viertan en los escritos recibidos”. Pues bien, el objeto de esta carta es advertir, con el debido y máximo respeto, que conviene distinguir entre insultos u ofensas y graves acusaciones. Si los insultos no caben en una publicación, mucho menos las acusaciones que sólo deben aparecer cuando estén debidamente probadas por la autoridad judicial competente y correspondiente.

Y resulta, señor director, que en el artículo de referencia del mes de junio se llama “sicario” al profesor Artur Quintana i Font, residente un semestre cada año en La Codoñera. El calificativo sicario no es un insulto sino una gravísima acusación. Basta consultar el Diccionario de la RAE. Es tan nauseabunda la acusación que evitamos reproducirla aquí.

En todo caso, creemos que el profesor Artur Quintana, filólogo de reconocido prestigio nacional e internacional, merece el máximo reconocimiento a su trabajo de investigación sobre el “parlar” de varios pueblos del Mezquín y del Bajo Aragón. Y de ese reconocimiento queremos dejar constancia en este momento. Quintana ha sido pionero en el estudio de la pluralidad lingüística de Aragón hasta tal punto que algunas de las conclusiones de sus primeras investigaciones que fueron rechazadas por algunos como “incorrectas”, con el paso de los años se ha demostrado que estaban perfectamente documentadas filológica e históricamente y que, por tanto, no eran falsas sino ciertas. Además, el profesor Quintana no sólo se ha limitado a estudiar, a lo largo de los últimos cincuenta años, las numerosas variedades de catalán que se hablan en muchos pueblos de Aragón, sino que incluso ha publicado libros muy apreciados por todos los expertos sobre el aragonés que da origen a muchas palabras que a diario se emplean en nuestros pueblos del Mezquín como, por ejemplo, en Torrecilla de Alcañiz, donde el único idioma es el castellano.

Finalmente, señor director, después de felicitarle por la publicación que dirige, que ha mejorado de forma notable en los últimos años, nos permitimos la licencia de transmitirle dos pequeños consejos, desde nuestra vinculación personal y profesional a los medios de comunicación a lo largo de nuestra vida. Cualquier publicación, por muy local que sea, ha de preservar la pluralidad y la libertad de expresión a través de un consejo de redacción y una dirección del mismo a quienes corresponde decidir qué se publica y qué se desecha. Por admitir todo lo que se recibe, no es más digna y libre una publicación. En segundo lugar, señor director, no nos parece correcto publicar artículos con los cintillos negros en que aparecieron varias colaboraciones en el número de septiembre. Lo correcto es avisar al autor del artículo de que su colaboración será publicada sin las expresiones que la junta de redacción considera insultantes o no será publicada. De otra forma, la publicación de artículos con ese tipo de tachones –como no sea en el caso de la transcripción de documentación ilustrativa de la que conviene tachar, por ejemplo, los dígitos de una cuenta bancaria – desprestigian a la publicación incluso en el aspecto estético.

Atentamente, reciba un cordial saludo de

Ramón Mur Gimeno, José Ignacio Micolau Adell

Nota: La carta ha sido enviada a la Asociación Cultural C.B. Torrevelilla con ruego de publicación en su revista y a su firma se ha sumado también José Miguel Gracia Zapater, natural de la Codonyera y actual presidente de la Associació Cultural del Matarranya.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

7 respuestas a Peor es la acusación que el insulto

  1. Pingback: Pitjor és l’acusació que l’insult « Lo finestró del Gràcia

  2. Ramon Royo dijo:

    M’adherisc a la carta. Amb tot el meu respecte i admiració cap al doctor Artur Quintana.

  3. Pedro J. Bel dijo:

    Desde mi admiración y reconocimiento a la actividad científica y cultural del Dr. Quintana (y desde mi profunda discrepancia con la actividad política que él, y José Miguel Gracia, desarrollan en el Bajo Aragón) me adhiero a la carta de Ramón Mur e Ignacio Micolau. Utilizo el sarcasmo, pero me repugna el insulto.
    ¡Feliz 2011!

    • ramonmur dijo:

      Con sarcasmo o sin él, agradezco tu adhesión a la carta en defensa de Artur Quintana. Y con o sin sarcasmo, me gustaría conocer la actividad política que Quintana y José Miguel Gracia despliegan en el Bajo Aragón porque yo, desde luego la desconozco, aunque conozco muy bien a ambos desde hace muchos años, soy amigo suyo y admirador. De todas formas, sin el menor sarcasmo, diré que hacer política aquí o en La Habana no es ningún delito. Lo que ocurre, lo digo otra vez sin el menor sarcasmo, en los casos de Artur y José Miguel la desconozco.

      • Pedro J. Bel dijo:

        La actividad política más primaria consiste en depositar nuestro voto en la urna cuando se convocan elecciones. Una participación más activa se produce cuando se milita en un partido y, mucho más, cuando se aspira como candidato a un cargo electivo o se acepta un cargo de libre designación. Es evidente que el Dr. Quintana y José Miguel no tienen una actividad política en el Bajo Aragón, entre otras razones, porque su residencia habitual, que yo sepa, no está en ese territorio y por tanto, es de suponer que votan en la comunidad donde residen.
        Pero existe otro tipo de actividad política más opaca, muy practicada en paises tan democráticos como los EE.UU., que allí se denominan “lobby”. Wikipedia los define como “grupo de personas que intentan influir en las decisiones del poder ejecutivo o legislativo en favor de determinados intereses”. Y sobre su manera de actuar: “no suelen actuar directa y activamente en política (por lo que no suelen formar partido), pero sí, procuran ganarse la complicidad de algún grupo político que pueda terminar aceptando o defendiendo los intereses del lobby”. Cuando quieras te cito varias actuaciones concretas del “lobby” de La Codoñera.
        Y no quiero entrar en el sarcasmo pero, de verdad ¿ Crees que en La Habana hacer política anticomunista no es ningún delito?
        Supongo que has tenido un lapsus, porque comparar lo de aquí con lo de La Habana me parece muy fuerte.

      • ramonmur dijo:

        Pedro Bel: no quiero entrar en discusiones estériles pero no tomes las cosas por la tremenda porque yo comparé el hacer política aquí o en La Habana porque fue lo primero que me vino a la mente lo mismo que podía haber puesto Carrizao de la Ribera que es un pueblo, creo, de la provincia de León. Mira, Artur y Sigrid, su mujer, son un saludable ‘lobby’ de presión cultural porque ellos acuden a todas las conferencias, congresos, cursos y exposiciones que se organizan en el Bajo Aragón-Matarranya, organizadas con dinero público de Aragón a las que no sólo no acude casi nadie, ni siquiera los presidentes y alcaldes de las instituciones organizadoras, sino que de muchos de esos actos culturales muchos vecinos de nuestros pueblos se ríen de la forma más despadiada y también desde la más descarnada ignorancia. De forma discreta y callada, Artur y Sigrid, han conseguido que muchas personas acudan ahora con normalidad a muchos eventos culturales a los que antes no acudían jamás. Y a esa actitud del matrimonio Quintana nos sumamos gustosos muchos de sus amigos como José Miguel Gracia y yo cada vez que aparecemos por el Bajo Aragón. Así que ya me puedes citar todas las actuaciones que quieras del supuesto “lobby” de la Codonyera. Yo tengo mi propio catálogo de actuaciones, como ves, al que puedo añadir más actos todavía: ¿Sabes quién participa de los pueblos del Mezquín en el taller de lectura de Alcañiz o acude a la Escuela de Adultos de la Codonyera? Pregunta, pregunta. Pero, por favor, te lo ruego, no me contestes. Un abrazo y feliz año nuevo, Ramón Mur

  4. Ramon Royo dijo:

    Activitat política? Des de quan estimar la terra i la llengua pròpies és fer política?

Responder a ramonmur Cancelar respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s