El himno a la libertad de Labordeta, en Brasil

José Guarc, en el campamento Elton Brun.

EL HIMNO A LA LIBERTAD DE LABORDETA SE CANTA EN BRASIL

Ramón Mur

Hace unos días me encontré en la Plaza del Pilar de Zaragoza con José Bada y su mujer, sentados en una de las terrazas. El ex consejero de Educación del Gobierno de Aragón, natural de Favara y que tanto ha hecho y hace por el catalán de esta tierra, me contó que José Guarc Pérez, un cura obrero de Valdealgorfa, ya jubilado, entrañable amigo común, le había escrito desde Brasil. Y contaba Bada, entre otras cosas, que allí se cantaba el himno a la libertad de José Antonio Labordeta.

De José Guarc había leído sus escritos, sobre todo los dos resultados en forma de libro de sus investigaciones sobre la historia de Valdealgorfa. Pero lo conocí en persona con ocasión del año del centenario de la muerte del botánico José Pardo Sastrón del que José Guarc es un gran conocedor.

Envíe un correo electrónico a Guarc y hace unos días he recibido una contestación que, por personal, transcribo a ‘Entre páginas’ sólo parcialmente. Cuenta José que está “disfrutando de muchas experiencias pero con la dificultad de que estamos acostumbrados a una vida más cómoda, aunque el que algo quiere, algo le cuesta y para los que fuimos educados en la dificultad, se hacen las cosas más tolerables”.

“No una sino dos veces, me he encontrado con que la gente, en asambleas bien masivas, como la de la CPT (Comisión Pastoral de la Tierra) en su Asamblea en Montes Claros (Minas Gerais), con unas mil personas, que canta el Himno a la Libertad de Labordeta. Lo canta esta gente brasileña que tiene una democracia como sistema de Gobierno pero que es uno de los países con más desigualdades económicas de todo el planeta. Ellos saben muy bien lo que cantan y están en peor situación que nosotros cuando lo cantábamos. Llama la atención la gente luchadora que hay en estas tierras”.

Aquí estoy, con base domiciliaria en una casa de acogida de grupos y reuniones de los capuchinos de Porto Alegre pero con salidas para conocer la vida de grupos variados del mundo rural brasileño. He visitado campamentos y asentamientos del MST (Movimiento Sin Tierra), el campamento ‘Elton Brum’, por ejemplo, donde hace unos meses todavía fue muerto de un balazo un acampado ya que siguen las presiones de los facenderos contra los Sin Tierra; la etnia de los Xukurú en el Nordeste donde recientemente estuve quince días conviviendo con ellos; la agricultura ecológica bien presente en estas tierras, etcétera. Podremos hablar de ello a mi regreso”.

Espero que por el Bajo Aragón vaya todo muy bien y que este año se noten en el campo las abundantes nieves del mes de Enero, como comentaba en sus diarios en ocasiones José Pardo Sastrón”

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s