La vergüenza del ‘Reino de Oregón’

Ramón Mur

Hace un tiempo recibí la basura esa de las rancheras del ‘Reino de Oregón’, un programa de humor (?) que emite nada menos que el canal de la televisión pública aragonesa, AragónTV. Las recibí hace unas semanas y, por otro conducto, me las han vuelto a enviar para ensuciar mi correo electrónico. Conocen ya la ranchera baturra contra los catalanes,¿no? La tonadillera comienza por cantar: “Yo no he perdido la esperanza de abrir un libro de historia y que cuenten la verdad. Porque es que el ‘Reino de Oregón’ ahora dicen que no existió, resulta que era catalán”. Pues menos mal que no ha perdido la esperanza porque me evita el trabajo de recomendarle miles de textos de historia aragonesa, enciclopedias y diccionarios enciclopédicos, libros de narrativa histórica en que se certifica la existencia del Reino de Aragón desde doña Petronila, Ramiro el Monje, y siga lo que quiera. El que nunca existió ni en broma, y menos mal, fue el vergonzoso ‘Reino de Oregón’ que maldita la gracia que tiene. ¿Que hay quien estudia que sólo ha existido en la historia Catalunya y no Aragón? ¡Pues que pena!, oiga. Lo siento mucho por él. Pero yo no necesito rancheras cutres del ‘Reino de Oregón’ para saber cómo fue el Reino de Aragón.

Y sigue la ranchera: “Yo flipo con los catalanes. ¿Pero de qué van? Les jode mucho, les jode el pundonor. Ser solamente una provincia del ‘Reino de Oregón'”. ¿Que les jode el pundonor de quién? ¿De estos insulsos, palurdos y garrulos, de ‘OregónTV’? ¿De la comunidad autónoma vecina, medio vacía, pero con demasiada gente viviendo de mirar a la sopa boba un día sí y otro también? Aunque se diga o cante en broma, ¿de verdad hay alguien, en su sano juicio, que piensa que existe un solo catalán al que le joda eso que dice la ranchera que tanto les jode a todos los catalanes? ¡Por favor! Ellos, como se dice, “pasan” de nosotros.

Estos días he estado en Cádiz. Sólo de pensar que después de ver, en todas las poblaciones, modernas estaciones de tren para ferrocarriles de larga o media distancia o para cercanías, me iba a tocar regresar a la penosa y vergonzosa realidad de la Estación de Autobuses de Alcañiz, el alma se me caía a los pies. Y cuando aterrizo en la realidad aragonesa, con estaciones-pocilgas de autobuses y sin tren donde lo hubo durante 78 años, me cantan la ranchera anticatalana. ¡Bien, muy requetebien!

El programa ‘Oregón’ de AragónTV me produce vergüenza y no sólo por las rancheras anticatalanas. Lo he visto en muy contadas ocasiones, sencillamente porque no me gusta. El humor que más agrada es aquel que, entre risa y risa del ajeno, sabe reirse de uno mismo. ¡Y en Aragón tenemos tantos motivos para carcajearnos de nosotros mismos! No me quiero molestar en poner ejemplos porque no sé ni por dónde empezar. Pero les aseguro que ya antes de comenzar, me parto de risa.

La televisión autonómica llegó muy tarde a Aragón. Claro, que para producir y emitir programas como el de ‘Oregón Televisión’, mejor que no hubiera llegado nunca. Al menos, en mi modesta opinión. En fin, que me siento orgulloso de ser aragonés por los cuatro costados, aunque naciera en Pamplona, y me enorgullece la historia de Aragón. Pero, en cambio, me avergüenzo del ‘Reino de Oregón’, inventado por ATV, la televisión pública que pagamos todos los aragoneses. El ‘Reino de Oregón’ no ha existido nunca, ni en broma. Y, como ficción en clave de humor, ¡tiene tan poca gracia…!

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s