Fea no, por favor


Ramón Mur

La última edición dominical de El Periódico de Aragón trataba en un amplio reportaje de varias páginas el problema lingüístico de Aragón, con ocasión de la aceptación a trámite en Las Cortes de la polémica proposición de Ley de Lenguas, presentada por el grupo parlamentario socialista, sin el concurso de su socio en el Gobierno autonómico, el PAR. En una de estas páginas aparece un artículo de Michel Vallés, que se ha dado una vuelta por algunas poblaciones bilingües aragonesas a fin de pulsar la opinión de sus gentes sobre esta cuestión.

Concha Molinero y Felicidad Vellilla, dos mujeres de La Codoñera, le dicen al periodista que “Aquí se habla muy mal. Esta lengua es muy fea. La hablamos, pero no la leemos. Para qué. Aunque en algunos pueblos todavía hablan peor”. Claro, como también le dice Artur Quintana a Vallés, “durante años se ha inculcado a la gente que su idioma no vale nada, que no saben hablar…” y se lo han inculcado tanto y de tan diferentes maneras que ahora, Concha y Felicidad, dicen que la lengua materna, la primera que aprendieron en este mundo, es fea.

Pues, de verdad, con el debido respeto, les ruego encarecidamente, que no la llamen fea. No la llamen fea porque es muy hermosa, aunque ustedes no se hayan podido percatar de su belleza. ¿Por qué es fea? ¿Porque se la oye utilizar menos que al castellano en la radio o en la tele? ¿Son feas sus nietas, que tampoco aparecen en la tele y que seguro que no se presentarán nunca como candidatas a miss Universo, ni puñetera falta que hace?

¿Son feas la capella de Loreto, la torre de la iglesia de La Codoñera, recién restaurada, la fachada del Ayuntamiento o la ermita de Santa Barbera? Pues tan bello como el patrimonio arquitectónico o artístico es el lingüistico y cultural que nos legaron nuestros antepasados.

Que no, Concha y Felicidad, que la lengua que ustedes hablan no es fea sino hermosa. ¿Son ustedes feas? ¡Pues no se les ve poco flamenconas y rebosantes de salud en la fotografía de Rogelio Allepuz, en El Periódico! Ya se sabe aquello de que quien tuvo, retuvo…Seguro que ustedes fueron, no hace tanto, dos mozas guapetonas de La Codoñera que a más de uno quitaban el sueño y el resuello.

Lean ustedes, por favor, a José Miguel Gracia, que va naixer a La Codonyera, al Carreró, y que, entre tanto como ha escrito y sigue escribiendo, dejó estos versos:

La
Codonyera codonyera,
gent d’altíssima raó
van socorrar lo gorrino
i van fer la professó.

¿Les parece feo? De verdad, Concha y Felicidad, llamen ustedes como quieran a su pueblo, a sus convecinos y a todo lo que quieran. Pero a la lengua que hablan no la llamen fea. Eso no, por Dios. Se lo suplico.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s